A la hora de invertir, lo haría en valores que carecen de problemas de deuda y que gocen de una rentabilidad por dividendo superior al 3%, como puede ser el caso de Telefónica que supera el 4%, BSCH, las eléctricas o Banco Popular. En estos valores, la volatilidad puede persistir a corto pero de cara a fin de año las expectativas son muy optimistas.
El tirón de las materias primas que presionan las cotizaciones y hacen que el dólar esté más débil en una jornada de caídas que van de más a menos, a la baja, condicionada sobre todo por las caídas de los grandes valores. Bankinter ha publicado unos resultados más o menos en línea con lo esperado mientras Antena3, afectado por la aparición de nuevas cadenas, ha aumentado sus beneficios menos de lo previsto.