Janet Yellen, además, ha anunciado que la Reserva Federal no comenzará a reducir el tamaño de su balance que, en estos momentos, roza los 4,5 trillones de dólares (billones europeos).  La medida implica un respiro para los inversores. 
 
Los distintos programas QE que puso la Reserva Federal en marcha para conseguir parar la recesión que azotaba al país han  tenido como consecuencia una expansión del balance de la institución.
 
En el tiempo que duraron estos programas de expansión cuantitativa, es decir, en el que la autoridad monetaria le dio al botón de la impresora del dinero,  el balance ha aumentado en unos 4 trillones –billones- de dólares.
 
Janet Yellen ya había avisado de que la FED podría comenzar con la reducción de esta cantidad una vez que se anuncie la subida de tipos de interés, aunque desde luego ya sabemos que la medida no va a ser inmediata.  La presidenta dijo durante la rueda de prensa que se haría en el tiempo y que no tienen un objetivo para el futuro. Eso sí, dijo que el tamaño ideal sería superior al que tenía antes de la crisis. ¿Cómo podría producirse este ajuste?
 
En la actualidad la Reserva Federal ya  no compra bonos, sino que reinvierte el principal de los títulos que entran en vencimiento –lo mismo que ha anunciado el BCE este mismo mes-. Eso es lo mismo que va a seguir haciendo a partir de ahora. Los expertos recuerdan que el mero hecho de que la FED deje de reinvertir este dinero implicaría una política monetaria más restrictiva. 
 
Como explican los analistas de Deustche Bank al tomar esta medida los efectos son justos los contrarios al que tiene un QE, es decir, que nos encontraremos ante unos tipos de interés a largo plazo más altos. 
 
En la firma explican que si hacen esto “la decisión y el endurecimiento de las condiciones financieras podría afectar a la subida de los tipos de interés en los próximos meses”.
 
Lo cierto es que no es poco dinero del que se está hablando ya que los vencimientos previstos  hasta 2019 suponen entre 300.000 y 500.000 millones de euros.  Para los analistas de la entidad, la FED podría anunciar esta decisión en la segunda parte del año que viene.

Activos de la FED

 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
El BCE mantiene los tipos pero modifica el QE ante las previsiones de crecimiento