Matthew Benkendorf, gestor de RV norteamericana y co gestor de la estrategia global de Vontobel AM, analiza las oportunidades de inversión que nos brindan los mercados internacionales de renta variable. 

¿Dónde ve más valor en la renta variable?
Creo que es un mix. Definitivamente Japón no. Esta es la parte fácil de la pregunta. Seguimos viendo mucho más valor en Estados Unidos a través de una correcta selección de nombres y en Europa, por su parte, también vemos valor de forma más selectiva; en particular en nuestro segmento de inversión que es el de los títulos de calidad.

¿Cree que la renta variable europea está cara?
En relación a Estados Unidos, Europa sigue estando barata. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la economía europea continúa en una situación bastante más complicada. Por tanto, en términos de riesgo, quizá los mercados estén algo más próximos de lo que la mayoría de la gente piensa, pero Europa tiene mucha mayor probabilidad de que la mejora de la economía actúe como motor de las compañías y del crecimiento, lo que debería hacer que las compañías estén más infravaloradas. Por lo tanto la respuesta es compleja. Estados Unidos lo está haciendo mejor, las valoraciones son algo más altas, la incertidumbre es menor y, por su parte, en Europa, la situación es diferente, las valoraciones están algo más baratas lo que presenta otro tipo diferente de oportunidades con algo más de riesgo.

¿Qué consideración tiene sobre el mercado español?
El mercado español nos parece bastante atractivo. Si se analizan los datos, la situación está mejorando lo que constituye una buena señal. La situación se está estabilizando respecto a otros países del sur del continente. Por tanto, en términos generales, podríamos decir que en este momento vemos más oportunidades en España que las que encontramos en las principales economías europeas, si se analiza lo que teníamos en cartera hace tres o cuatro años.

Actualmente el mercado americano está muy plano, ¿qué espera para próximos meses?
Estados Unidos va atravesar una etapa de volatilidad y Wall Street va a atravesar un momento de volatilidad también. Hay mucha incertidumbre con respecto a la subida de tipos de interés en Estados Unidos, por eso la situación es volátil en este momento, porque la gente no sabe cuánto se van a subir los tipos de interés y si esta primera subida vendrá en junio o en septiembre. Este va a ser el principal motor de lo que va a pasar en Estados Unidos en los próximos tres a seis meses. Lo que ocurra con los tipos de interés es más importante que los beneficios corporativos, por lo que considero que es principal indicador a monitorizar y tener en cuenta.

¿Cómo influirá en los mercados la subida de tipos en EEUU?
Esta es la pregunta clave. El panorama en lo que respecta al crecimiento de los beneficios está bastante estable, crecimiento bajo, pero crecimiento. Este ha solido ser un motor para los retornos de las compañías. Por su parte, ahora los tipos de interés van a ser el principal motor. Los tipos de interés van a guiar los múltiplos. Se ha producido una importante expansión de los múltiplos en el mercado hasta ahora y lo que ocurra con los tipos de interés puede llevar a una compresión de los múltiplos, lo que a su vez podría llevar a una mayor volatilidad en el mercado. Por tanto, creo que los tipos de interés es el principal elemento a vigilar.

¿Por qué sectores se decanta?
Con respecto a los sectores, no tenemos un enfoque top-town en el cual pensemos que un sector es mejor que otro en función de unas perspectivas económicas. Basándonos en nuestro enfoque dirigido a invertir en compañías de alta calidad, solemos encontrar un mayor número de títulos interesantes con atractivos fundamentales económicos subyacentes y con una mayor visibilidad de sus ingresos en determinados sectores como el de consumo básico. En Estados Unidos también el sector de consumo discrecional ofrece un buen abanico de oportunidades dentro del segmento de compañías de alta calidad, y también en relación al mercado americano, el sector tecnológico nos parece que, en términos generales, es un sector que está barato en términos relativos, sobre las empresas blue chips bien establecidas, que creemos que siguen constituyendo las oportunidades más baratas.