Mirando a la primera economía del mundo, José Luis Cava mantiene que “en EEUU ya no son brotes verdes, sino algo más”. La manera de verlo es mirarlo “por sectores, en la construcción el precio de las viviendas ha empezado a hacer suelo y han empezado a construir con lo que el suelo de este mercado está cerca”, “el sector industrial después de solucionar la situación de General Motors es muy probable que ya en el último trimestre del año tenga un crecimiento positivo”. “En los mercados financieros, los bancos dan créditos aunque registran una tasa de impagados alta, incrementan la oferta monetaria que es muy importante”. “También está el diferencial de tipos de interés, si cogemos el de los bonos corporativos y el de las notas a diez años y los comparamos, se está estrechando”. El experto sigue en el ámbito macroeconómico el leading indicador “que ya se ha dado la vuelta”.
El experto apunta a que “las condiciones de los mercados financieros se están fortaleciendo. Al final de este año la economía americana registrará tasas de crecimiento positivas”. Así las cosas, Cava expone que “la Fed no va a subir tipos hasta que no tenga una prueba clara de que la economía crece, hasta el segundo trimestre de 2010 no habrá subidas de tipos”. Además recuerda que “el índice de indicadores se ha girado al alza, igual que fue el primero que indicó que entrábamos en recesión y Bernanke lo negaba, ahora somos coherentes, se ha dado la vuelta”.

“No se trata de optimismo, son datos” –explica- “si ahora viéramos que el diferencial de tipos entre bonos de alto rendimiento y bonos a 30 años se ampliase me preocuparía, si viéramos que los bancos no dan créditos coincidiendo con una alta morosidad es que hay algo”, pero es justo la situación contraria.

El experto lo tiene claro, “el volumen de casas empezadas a construir se ha incrementado, luego contemplamos que lo peor ha pasado y que asistimos a la recuperación económica, lenta gradual y progresiva, eso sí”. Los hechos son los que son, “aunque no sabemos cómo están los bancos, se ha estabilizado el sistema financiero y eso es muy bueno, estamos además en manos de keynesianos y sabemos de lo que son capaces. Si les ponen en un brete bombardearán con dinero, han inyectado tanta liquidez en el sistema que han frenado la recesión. Si nos han inundado de liquidez es improbable ver peores tiempos”. También “la tasa de crecimiento de la oferta monetaria crece al nueve por ciento y eso va a provocar un rebote de la economía”. En cuanto a las nuevas medidas aprobadas por el Gobierno Obama, el analista mantiene que “no me fío de ellos porque el problema no consiste en aprobar normas sino en que se cumplan. Se trata de hacer que los órganos supervisores funcionen”. “Vivimos en un capitalismo de amiguetes y con los pufos que hay en EEUU se les tiene que caer la cara de vergüenza”
Ahora “los países se miden por lo bien que funcionen sus instituciones y no han funcionado, Bernanke dijo que el problema era la inflación y decían los analistas que el problema era el crecimiento”, pero “es que no sólo le ha pasado a Bernanke, ya no digo Trichet y no les echan, siguen mandando”. “Estamos en manso de keynesianos y de los keynesianos se puede esperar cualquier cosa”.

En cuanto a los índices, el experto advierte: “veo nuevos mínimos, ahora bien sin anticiparnos”. “Voy a seguir el índice Mac semanal, el rebote es espectacular pero después de la caída que hemos vivido no es nada. Es un rebote, no hay nada que diga que la tendencia bajista ha concluido”. “La bolsa se anticipa y descuenta recuperación económica, como no se produzca se desploma porque ya la ha descontado”. “A corto plazo ha llegado a resistencias importantes y corrige, el retroceso no es preocupante. Porque se ha incrementado el optimismo y ha llegado a niveles de 2004, además tenemos vencimiento de futuros y ha subido la parte final sin volumen”. “No hay figura de vuelta y el S&P se mantiene por encima de los 900 puntos, consideramos que esto es una pauta correctiva y después desplegará una onda al alza”. "El sector financiero y tecnológico han caído con poco volumen luego no creo que sean grandes presiones vendedoras a las que tengamos que hacer frente en próximos días”. “Así mismo la mayoría de los analistas son bajistas y por la teoría de la opinión contraria falta una onda al alza, falta el éxtasis comprador y luego llegará la caída que será mínimo del 50% de lo que ha subido en este rebote”. “Me fijo en el Mac y cuando se corte a la baja es momento de vender, de momento no”. Para que cambie la tendencia “necesitamos teoría, el Mac tiene que estar cortado al alza por encima de cero y los indicadores semanales tienen que entrar con fuerza en zona de sobrecompra, ahí estaría la primera señal de tendencia alcista y luego cuando haya una corrección nos incorporamos. Esto es un rebote dentro de la tendencia bajista y no hay más”, resume.

 

En cuanto al ámbito bancario de EEUU, Cava matiza que "tampoco me creo lo de sus bancos, pero esto es un estado de ánimo y han hecho ver que están bien". "En España nos hemos salvado de la primera parte, no teníamos hipotecas basura pero sí tenemos hipotecas de baja calidad y una concentración de riesgos en los bancos". Ahora "la morosidad es un problema. Me gustaría ver que cae el precio de los inmuebles para lograr el equilibrio, cuanto más tarden en caer estos precios, más se retrasará la recuperación". "En la manera en que debe iniciarse la caída y a la vista de quienes tienen los activos deberían ser los bancos los que propiciaran esos recortes y no lo están haciendo. La media real de los descuentos de los pisos es del diez por ciento, hay que desconfiar de las ofertas que vemos y leer bien la letra pequeña".

Las entidades "no quieren dejarlos caer porque no quieren que se deterioren las garantías de los préstamos que tienen y van a tratar de conseguir que los precios no caigan". "En EEUU no dudo de que la fed ha comprado acciones de bancos para liderar la subida, el objetivo era unánime para que no cayera el precio de los activos porque mayores garantías complementaráis se deberían exigir o más se deteriorarían los balances", explica.
Ahora en España "sufriremos la morosidad y España se deteriora a pasos agigantados. Hemos perdido nuestra oportunidad, en un mercado fragmentado y en la forma de legislar que han tenido las comunidades. Esto se paga". "Ves los datos, déficit al doble de Francia en su ritmo de crecimiento y todo en un país además en el que la calidad institucional es baja". El experto recuerda que "en el año 2000 hemos corregido los desequilibrios con Europa como una locomotora y en ese periodo tendríamos que haber aprovechado para mejorar el sistema y las instituciones. España sólo se recuperá cuando recupere Europa, dependemos de nuevo del crecimiento europeo como ha pasado siempre".

En cuanto a las preferentes el analista lo tiene muy claro, "ahora mismo yo no invertiría, tendría mucho cuidado. Para mí no es el momento de entrar en estos productos, nos enfrentamos a tipos de interés bajos y tasa de crecimiento nula y por lo tanto me colocaría en deuda pública, protegido y no haría aventuras de ningún tipo". "Los inversores particulares están desinformados y hay que tener cuidado". Además "la curva de tipos tiene pendiente positiva y eso anticipa recuperación económica y en Europa hasta dentro de dos años no subirán los tipos luego, podemos hacer inversiones a dos años e intentar conseguir unos tipos de interés superiores más que meternos en aventuras".

El analista cree que "en Europa han tocado suelo y además por referencia de cómo está EEUU. Ayudarán insuflando liquidez pero ya no es una cuestión de tipos, que los bancos concedan tipos es cuestión del banco-cliente porque dinero hay y es barato. No se trata de prestar a todo el mundo, esto no es democracia hay que prestar a quien pueda devolver y los bancos saben discernir el riesgo". 

En cuanto a la bolsa mantiene que "no tiene nada que ver con la economía, irá como el S&P 500, o el Dax". "El escenario puede ser el camino de la europea y americana. Los 9.200 son una zona muy importante, debería mantenerse y espero que ahí se forme u suelo y de ahí rebote. Si fuera muy agresivo buscaría ya el punto de giro que aún no está. La tendencia del Ibex en gráfico diario es alcista y todavía está ahí a pesar de los recortes que se han producido con poco volumen y pueden ser efecto del vencimiento de contrato de futuros y opciones". "El objetivo de los 10.000 puntos es probable y de ahí veríamos una corrección profunda de al menos el 50% de las subidas". Así las cosas, "seguiremos el Mac y veremos la señal de cancelación". "Hay que tener cuidado porque estamos en tendencia bajista, los particulares deberíamos irnos del mercado y hasta que la tendencia alcista no esté consolidada no entrar. No es el momento idóneo para que el inversor particular esté dentro, hay que controlar la avaricia con la prudencia", explica.