Como cada semana,  José María Luna,  director de anáisis de Profim EAFI visita el plató de la Bolsa de Madrid para hablar de la situación de los fondos de inversión. 

Vamos a hablar de la industria de fondos de inversión porque esta semana hemos conocido que por cuarto año consecutivo se ha incrementado la inversión en fondos, en una buena noticia, pero contrasta con el incremento de los fondos de renta fija a pesar de la rentabilidad. ¿cuál es su interpretación?

El aumento del patrimonio es una tendencia, no es una moda, que continuará y la lectura que podemos dar son las distintas tipologías tanto a cierre de 2016 como en 2017. En 2016 hemos visto cómo ha continuado entrando dinero en renta fija algo que en 2017 ya comienza a reducirse, ya estamos viendo que muchos inversores son conscientes de que la renta fija no es tan fija y que puede incluso llegar a perder dinero. Esto, que queda como una frase manida, es real.

La expectativa de los bancos centrales, spreads tan bajos…ha ido desanimando a muchos ahorradores y en los cuatro primeros meses ha habido aumento de los fondos globales, de retorno absoluto… La primera lectura es que mucha gente se ha perdido buenos momentos de bolsa.  Además el perfil de riesgo del inversor español es moderado, el pésimo asesoramiento que a veces recibe el inversor hace que muchas veces se vaya a productos estrella. Por otro lado, el gran desconocimiento que hay en los fondos de inversión. Hay una enorme gama de tipo de productos, la venta – que no es lo mismo asesorar- conduce muchas veces a que persistentemente veamos que las compañías más defensivas sigan atrayendo al inversor. Muchas veces incluso se elige el producto por lo que ocurrió el año pasado.

El un sentimiento agridulce, agria porque todavía sigue prevaleciendo la venta más que el asesoramiento, pero dulce porque queda mucho por hacer.

Como me ha comentado al inicio, hay muchos inversores que se han perdido la subida de los mercados. Esta semana hemos visto caídas al calor de la inestabilidad política. ¿Cree que ha llegado la gran corrección? Y en caso de que haya inversores que se quieran incorporar a la bolsa, ¿llegan tarde?

Creo que excusas hay muchas en el sentido de que hay quien piensa que las valoraciones son irracionales, enorme complacencia pero de ahí pasar a que como estamos en estos niveles a la mínima en que baja algo ya es el crack, la gran corrección que puede llevar a un colapso al mercado de capitales y buscamos pretextos en Trump, ciberataques, Rusia…. Estamos en un entorno donde hay una corrección que es lógica y es sana porque si no se produjera más pronto que tarde llegaríamos a ver una exuberancia irracional en los precios.

En este sentido, es prematuro eliminar toda la posición en bolsa pero no es tarde para reducir el riesgo. Esto se puede hacer cuando se ha cumplido el objetivo de rentabilidad real – sin ser codicioso - o cuando sales de tu zona de confort a nivel de riesgo.  Hay factores que hoy por hoy soportan que los mercados puedan hacerlo bien. Estamos en un entorno coordinado de crecimiento en todas las regiones y la expectativa es que siga mejorando. Los resultados empresariales son buenos, con lo que nadie piensa que esto desembocará en colapso de los mercados. Además, están los bancos centrales que irán poco a poco en la retirada de estímulos. Si además, hay políticas fiscales menos restrictivas hace que el mercado esté soportado.

Una de estas opciones ¿podría ser la volatilidad? ¿Podríamos beneficiarnos de algún fondo que tenga la volatilidad como activo sabiendo que sube cuando los mercados bajan?

Sí, se puede hacer a través de fondos o a través de ETfs. Compara algo de volatilidad si en el mundo hay volatilidad y hay ruidos, es buena opción. Fondos de volatilidad, hemos visto repuntes en las últimas sesiones, es una forma de cobertura, otra forma es reducir exposición a riesgo, otra es tomar posiciones en fondos de retorno absoluto – fondos como Pentainversión, Juluis Baer Absolute Return, Threadneedle Credit Opp, Schroders Absolute Return… - son productos que reducen volatilidad en el conjunto de las carteras e incluso en el oro. Creo que alguien que quiera tomar precaución o ciertas coberturas una idea es tener en el radar fondos de volatilidad.  Hay que tener en cuenta si la volatilidad es algo puntual o ha venido para llegarse. Si estamos en un entorno de picos de volatilidad, tener fondos de este tipo puede ser una idea en el radar.  Si se busca protección, fondos como Abante Pangea.

Si tuviera que seleccionar otro tipo de fondos, ¿en cuáles se fijaría?

Apoyarse en deuda de corto plazo europea barata con gestión de cartera barata y que si se va a la periferia no es malo.  Un Pimco Income por ejemplo o EDM Ahorro. En la parte de renta patrimonialista, Cartesio X, Echiquier Patrimoine…son ideas que me gustan. fija flexible, Fidelity Global Flexible Bond (hedge), retorno absoluto o fondos con vocación

Si nos fijamos en ideas de bolsa, sabiendo que sin haber gangas sí hay oportunidades, creo que es momento más de alfa mejor que de beta. Cuando ha habido ciberataques teníamos fondo como el Pictet Security porque tenía Symantec; también es buena idea tener disruptores tecnológicos o valores que se benefician del envejecimiento dela población, fondos de Orphea de centros de la tercera edad, fondos que tengan small y mid caps, bolsa española me apasiona pero saliendo un poco de valores tradicionales como puede ser la banca, donde sería muy selectivo. En emergentes, con un dólar débil y a pesar de estas volatilidades, creo que hay fondos que pueden aportar valor y temáticos: tecnología, medio ambiente, seguridad, envejecimiento, fondos de vino…hay temáticas que ofrecen oportunidades.