Carlos Santiso, planificador financiero de Optima Financial Planners, comenta los aspectos más preocupantes relacionados con la jubilación, su planificación, y los planes de pensiones. 
 
¿Qué van a abordar durante la ponencia sobre “cómo mantener nuestro nivel de vida y garantizar nuestra jubilación” el 19 de mayo en la calle Villalar 7, en el Lubeck99, a las 18:30 de la tarde?

Básicamente la ponencia está dividida en dos partes. La primera es que el sistema actual de pensiones, que es uno de los motivos por los que muchos clientes están preocupados, y por el que creemos que es necesario e imprescindible crear una planificación financiera. Analizamos con datos objetivos de dónde partimos, cuáles son los problemas del sistema y posteriormente posibles soluciones.

¿Qué amenaza nuestro sistema de pensiones?

Actualmente lo que hay que tener claro es que fundamentalmente hay dos sistemas de pensiones: sistemas de capitalizaciones como en Estados Unidos, y el sistema de reparto que es el que tenemos nosotros, que su principal virtud es que es un sistema universal. Pero lo que vemos es que está evolucionando conforme con el paso de los años hacia un sistema que se hace prácticamente insostenible. Las variables de las que más depende es la demografía: vemos que la población está envejeciendo cada vez más. La natalidad cada vez es más baja. Además el paro. Al final el sistema de pensiones lo mantiene sobre todos los cotizantes. Cuanto menor número de cotizantes hay, menores problemas podemos encontrar. El salario es otra de las variables, que está muy por debajo de la zona euro ahora mismo y también sobre todo, el pilar básico de un sistema de pensiones como el nuestro, es una pirámide poblacional. Actualmente se está invirtiendo lo cual lleva varios peligros. Por último, al final una de las vías de escape que teníamos cuando no llegaba para cubrir las pensiones es el famoso fondo de reserva, que en 2011 lo teníamos en 65.000 millones de euros y ha ido decreciendo a una media de 8.500 millones de euros anuales. Ahora mismo está alrededor de los 32.000 millones de euros, lo cual genera también bastante incertidumbre.

¿Qué amenaza nuestra jubilación?

Básicamente una de las posibles amenazas es la insostenibilidad del sistema de pensiones. Si no se toman medidas antes de llegar a una situación crítica sobre ella. Y se suma los últimos meses la inestabilidad política. Estamos sin gobierno, lo cual repercute un menor crecimiento. Hemos visto cómo ya se ha revisado a la baja el crecimiento del PIB. Seguimos incurriendo en déficit todos los años. Sobre todo hay que tener en cuenta que recientemente tuvimos la crisis de deuda en España y actualmente la situación aunque ha mejorado, seguimos incurriendo en déficit año a año. Seguimos aumentando el volumen de deuda y eso puede ser que dentro de no demasiados años pueda volver a generar un grave problema.

¿Es suficiente el patrimonio que dispongo para garantizar mi nivel de vida?

Aquí lo que es fundamental es que depende mucho del cliente y del caso en cuestión. Nosotros lo que partimos es de planes individualizados, personalizados, y dependerá mucho del nivel de vida, gastos, ingresos, objetivos, que tenga al medio y largo plazo. Objetivo de cara a jubilación, si tiene previsto comprar una segunda vivienda etc. Dependiendo de todo ese tipo de variables hay que partir de un plan que como digo no será igual al de otra persona.

¿Dónde es recomendable invertir en estos momentos de tanta incertidumbre?

Aquí la idea de la que partimos es que nunca hay un activo o un vehículo de inversión óptima. Es decir, dependiendo del entorno de mercado habrá momentos en los que habrá determinados activos que tengan puntos fuertes y puntos débiles más potenciados o menos. Pero siempre lo ideal es hacer una diversificación en diferentes tipos de activos y medir que la diversificación real. Podemos comprar gran cantidad de acciones o gran cantidad de activos, pero que estén muy relacionados entre sí. Si caen los mercados, caerá nuestro patrimonio en la misma línea.

Están cobrando relevancia productos como los estructurados, ¿qué opinión tenéis de ellos?

Es uno de los temas que vamos a tratar en la ponencia. Al final los productos estructurados suelen ir muy ligados, si no totalmente, a los tipos de interés. Los tipos de interés están en mínimos históricos y por tanto es un producto que tiene muy poco margen para generar rentabilidad. Sí que lo están últimamente como vehículo los bancos porque hay que diferenciar dos tipos: los garantizados y los no garantizados. De cara al inversor particular es muy atractiva la posibilidad de que te ofrezcan no poder perder y poder ganar si se dar determinadas variables. Pero no creo que sea uno de los vehículos más recomendables en el entorno actual.

¿En qué consiste la planificación financiera?

Parte un poco de las cosas que hemos estado viendo. Partimos de un informe de auditoría, en el cual nos sirve como una foto fija o un punto de partida de cara a analizar qué necesita una determinada persona. No sólo en un plan de cara al patrimonio, sino un clan de cara a la sucesión o de cara a si está pagando demasiados impuestos. De cara a la jubilación, qué pensión le quedaría con este escenario actual. Cómo podemos mejorar para cuando se llegue a ese momento para cuando se llegue a ese momento no haya un déficit anual. Parte de eso y sobre todo tiene que ser algo vivo, que conforme vayan avanzando las regulaciones y vayan cambiando las circunstancias de cada persona tiene que ir adaptándose el plan a los nuevos hechos que vayan sucediendo. Es un poco lo que nosotros hemos estado enfocando aquí en Madrid durante los últimos seis años y desde nuestra matriz en Bélgica lleva ya 25 años haciéndolo. 

Amplíe esta información en la jornada gratuita del próximo 19 de mayo