Estamos con José Luis Herrera, analista de CMC Markets para hablar de la situación del petróleo, que ha marcado nuevos máximos, la situación de Irán y la superación de los 10.200 puntos del Ibex.

¿Cómo ve los índices de EEUU?

La situación está mejorando. Es indudable que los mínimos que se han visto en febrero o marzo son los niveles que se deberían respetar y que nos podrían hacer pensar que en caso de superarse habría pasado lo peor. En todo caso, hay zonas que todavía hay que superar. En el caso del Dow Jones, después de todo el tramo alcista de los últimos años desde 2015, la caída que ha tenido en las últimas semanas ha sido para reducir la sobrecompra que acumulaba y estructurar el aspecto. Eso mientras se respete la zona de soporte que tanteó la semana pasada y que no llegó a los 23.300 puntos y por tanto es un signo de fortaleza pero sobre todo porque hay una directriz alcista desde los altos del año y si cerramos la semana en los niveles actuales supondría el inicio de un nuevo tramo alcista. Para ello es importante superar la siguiente zona de resistencia que tendría el índice en los 24.850 puntos. Esa sería la zona clave para el Dow Jones 30.

En el caso del S&P500, algo más rezagado, tendría que confirmar cierre semanal y todo apunta a que los mínimos de la última semana vayan a consolidarse.

En cuanto al Nasdaq 100 es el que más debilidad podría tener porque ha habido noticias que hacen pensar en ello y lo que hace es un lateral. Tenemos una zona como son los 6.200 puntos y resistencia entre los niveles actuales de 6.950 y 7.100 puntos. Una zona que no será fácil de superar. Si todo esto se diera la vuelta de nuevo, sería algo potencialmente bajista y arrastrar al resto de índices.

El escenario alcista también está en las bolsas europeas, ¿qué niveles maneja para el DAX o Eurostoxx?

Europa estaba más rezagada y en las últimas semanas la descorrelación se está produciendo a favor de las bolsas europeas aquí tiene mucho que ver lo que está haciendo el euro contra el dólar. El hecho de que en EEUU cada vez haya más posibilidades de una cuarta subida de tipos y que en Europa haya todo lo contrario, están produciendo esa ecuación de tipo de cambio y no sería descartable seguir viendo debilidad en el euro. Con esto, el DAX nos muestra que no ha llegado a perder los mínimos del pasado mes de marzo en 11.700 puntos, nivel del que todavía está lejos y que hay que marcar como stop a largo plazo.  Desde los altos de enero, el índice ha recuperado desde los mínimos el 61,8% por lo que todo indica que debería volver al origen, en los 13.600 puntos. La jornada de hoy es de consolidación, hay una figura que podría ser potencialmente bajista y el estocástico lo podría confirmar.

También de actualidad está el petróleo. ¿a qué niveles ve el Brent?

A largo plazo, tenemos los máximos de julio de 2008, destacar el triángulo que se rompió a la baja en julio de 2014 hasta los mínimos de 2016 y lo que hay es una clara recuperación con sucesión de mínimos crecientes y, por Fibonacci, nos indica que podría tener recorrido en el tramo de recuperación desde los mínimos hasta el 61,8% que son los 81-82 dólares por barril, por lo tanto no hay razones para pensar que no vaya a ir a cotizar esa zona.

Es paradójico que hace un par de años nos planteábamos del impacto de un petróleo tan bajo sobre la economía y ahora nos planteamos el impacto que puede tener el encarecimiento del crudo. Si nos vamos a un plazo más corto, hay niveles de soporte en los 70-71 dólares por barril.

El Ibex se mueve por encima de los 10.200 puntos. ¿Dónde ve las resistencias del selectivo español?

Sin grandes jornadas alcistas, pero ya suma diez sesiones subiendo, está consolidando una zona de tapón entre los 9.900-10.200 puntos. Para consolidar, las compañías tendrían que consolidar la zona de resistencia como Santander y BBVA. Si estos dos valores comentados consiguen superar su zona, podríamos ver al Ibex ver niveles superiores. En velas de gráficos mensuales vemos cómo después del tramo previo que va desde los mínimos de junio de 2016 hasta los máximos de mayo de este año, la zona de los 9.200-9.300 son un apoyo que  corresponde con el 50% de Fibonacci. En caso de confirmar al alza la directriz alcista que marcamos en los 10.400 puntos podría ir a tantear el origen de todo el movimiento bajista, que son los altos del año pasado, en 11.200 puntos.

A nivel empresarial, Repsol y Tecnicas Reunidas están muy ligados al petróleo. ¿Ve una oportunidad para entrar en ellos?

Además son dos  valores que el hecho de que el crudo esté alto les produce una mejora directa por la especial traslación que tiene en sus cuentas. En el caso de Repsol, la directriz alcista de largo plazo parece estar rompiéndose y todo apunta a que debería continuar la recuperación del valor. La zona de 16 euros era una zona de resistencia en anteriores visitas a dicho nivel y que ha roto esta semana con soltura. Es la siguiente zona que no debería perder. Precaución eso sí porque empieza a haber síntomas de sobrecompra.

En caso de Técnicas Reunidas, viendo el gráfico en el largo plazo, tiene un gran lateral en los últimos tiempos, apoyo en la base del mismo que ha tenido hace no mucho en torno a los 21 euros y que en un plazo más corto tiene una señal positiva como es el intento de superación de la directriz bajista que en caso de consolidar supondría el inicio de un nuevo tramo alcista. Resistencia en los 28.50-29 euros por acción.  Otro valor que en caso de la subida del petróleo, podemos aprovecharnos para beneficiarnos de ello.