Todo el mundo coincide, 2013 tampoco será bueno para España que podría ver cómo su economía se contrae un 1,5%, según las estimaciones de algunos organismos internacionales como la OCDE que comparten los exertos de Merrill Lynch Wealth Management.
En una entrevista con Estrategias de Inversión, el director de inversión de esta firma para España y Portugal, Alberto Spagnolo, ha afirmado que en esta cifra podrían contemplarse ciertas sorpresas positivas que dependerían, básicamente, del sector exterior.

Para Spagnolo la dependencia de las exportaciones también hacen que España se enfrente a ciertas sorpresas negativas ya que la economía del país está sujeta a mucha “vulnerabilidad de shock externos”.

En esta firma creen que los inversores extranjeros comienzan a mostrar cierta confianza en la economía española, sobre todo tras los últimos datos de ejecución presupuestaria que muestran que el país está en disposición de cumplir sus objetivos de déficit.

El rescate es evitable

Por eso consideran que si estas circunstancias se mantienen, el rescate sería evitable. Eso sí, en Merrill Lynch Wealth Management creen que sería positivo que el ejecutivo lo solicite ya que, según Spagnolo, “podría encender la llama de un cierto optimismo de que lo peor ya ha pasado”. Por eso esperan que el Gobierno de Mariano Rajoy lo pida a principios del próximo año.

En este escenario, en esta firma creen que ha llegado el momento de apostar por la renta variable a nivel global. En concreto se fijan en los sectores de tecnología y farmacéuticas. Además,  recomiendan fijarse en compañías globales con mucha exposición a países emergentes y con potencial de crecimiento en los beneficios.