- "Comprar cuando suenan los cañones y vender cuando suenan las trompetas"... ¿es de esa opinión?
 
Cuando hay caídas muy pronunciadas en el mercado se producen grandes oportunidades pero la dificultad es buscar dónde están los mínimos y cuándo se puede generar un punto de inflexión en el mercado. En el momento actual no es un único factor, está en conflicto geopolítico pero también una subida de las materias primas y una inflación que no va a desaparecer cuando se solucione el conflicto. Al final lo que hay que pensar es que estamos en una situación complicada pero se puede complicar aún más, por lo tanto los inversores tienen que seguir gestionando las posiciones que ya tenían porque ahí van a tener fuertes pérdidas y si tienen más o menos liquidez para seguir comprando más abajo.  
Echando la vista atrás es fácil adivinar que en marzo – abril de 2020 pero cuando estábamos en esas fechas también pensábamos que la situación podía empeorar.
 
- Son muchos los inversores minoristas que están optando por las ventas ante la incertidumbre que rodea el mercado. ¿Cree que es momento de salir de la renta variable? Si acotamos por sectores, ¿de cuáles hay que deshacerse?
 
Quien quería salirse de la renta variable seguramente ya lo ha hecho porque tendría puestos sus stop loss en sus operaciones y quien no lo haya hecho es tiempo de esperar a que se vayan produciendo los acontecimientos. Nosotros seguimos esperando una fuerte volatilidad y no pensamos que los mínimos que hemos visto en las últimas semanas vayan a ser los mínimos anuales, probablemente haya caídas mucho más fuertes y a partir de ahí cada uno debe gestionar a qué plazo está invirtiendo. El que vaya a un plazo más largo podrá tener más tiempo para recuperar y poder rebalancear sus carteras que a los que operan  en un horizonte de corto plazo y que quizás prefieran desinvertir ahora para comprar más abajo. Entre los sectores que pueden tener más volatilidad destacaría el farmacéutico y el de renovables. hemos visto en las últimas semanas que han tenido mucha volatilidad y muchos inversores son los que están empezando a dejar de lado estos sectores.
 
- En un momento en el que el petróleo está disparado, ¿cuál es una buena estrategia para los que aún no estén dentro? ¿Queda recorrido al alza aún para los que quieran entrar?
 Para los que están fuera del mercado petrolero quizás lo mejor es seguir fuera porque hemos visto subidas muy fuertes por las interrupciones que está habiendo en Rusia, que no sólo es el tercer productor sino el  segundo mayor exportador del mundo con 7 millones de barriles diarios cuando se están consumiendo unos 98 millones, es más lo que produce Rusia que lo que está recortando la OPEP para tratar de subir los precios así que cuanto más dure este conflicto y más se extiendan las interrupciones más subirá el petróleo pero hay que tener en cuenta dos factores: que quizás se llegue a alguna solución parcial y que no sólo hay que mirar la oferta, que está restringida, sino que como continúen los precios tan altos muchas empresa tendrán dificultades para continuar con su actividad productiva y a lo que mejor lo que hacen es no demandar tanto. También podemos ver una caída de los precios por el lado de la destrucción de la demanda. 

- El crudo va a lastrar en mayor o menor medida a las cotizadas mundiales. ¿Qué índices se verán más afectados por este factor teniendo en cuenta las cotizadas integrantes?
 Al final los índices más industriales, como el DAX , que no sólo tienen más dependencia que otros países europeos de la energía rusa sino que en sus índices hay un mayor componente industrial. Al final los altos precios de la energía les perjudican a todos porque ya sea por el lado d e la electricidad, petróleo o derivados, todas las empresas lo consumen y esto provocará: 1) un estrechamiento de los márgenes  o que las empresas vean imposible seguir produciendo a esos precios y trasladen ese sobrecoste a lo consumidores. Por lo que uno de los grandes problemas del año y quién sabe si más plazo será la inflación. 
 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

- A pesar de las fuertes sanciones de Occidente impuestas al gobierno ruso tras la invasión a Ucrania, algunos inversores están comprando bonos de Rusia y Ucrania pensando que si el conflicto acaba pronto los activos se recuperarán y la ganancia será elevada. ¿Qué opinión les merece esta estrategia?
Son estrategias altamente especulativas y quizás de las operaciones de mayor riesgo que se puedan hacer ahora. Hay alternativas de inversión quizás también de riesgo pero que nos pueden reportar mayores beneficios con mucha menor  volatilidad. Por lo que descartamos entrar en estos mercados pues hay que recordar que en las dos últimas décadas Rusia ha incumplido los pagos con sus tenedores de deuda.