Este miércoles tuvo lugar la segunda y última subasta del BCE a tres años. La estratega de mercados de IG Markets, Soledad Pellón, analiza cómo queda el mapa financiero europeo después de esta macroinyección de liquidez. 

“La valoración que hacemos es bastante neutral porque la cantidad ha estado en línea con lo esperado, aunque es cierto que el mercado se ha quedado algo decepcionado. Cabía preveer alguna sorpresa que apuntaban a que podría incrementarse la demanda y la parte positiva la encontramos en el número de entidades que han acudido, 800 entidades frente a las 523 del mes de diciembre.

Parece que la banca española habría acudido fuertemente, sería la banca que más capital ha captado dentro de toda la banca europea, y tiene una explicación clara: tenemos vencimientos por valor de unos 120.000 millones de euros en 2012, además, van a tener que reestructurar sus balances para cumplir con los objetivos de la reforma financiera y los requisitos de la EBA y utilizarán ese dinero para el denominado carry trade, utilizarán ese dinero para comprar deuda soberana española que da unas rentabilidades de entorno al 5%. Es positivo para todos, los bancos ganan un 4% y España puede colocar su deuda.

El que no se va a ver tan beneficiado será el consumidor de a pie a quien va a llegar el crédito a cuentagotas.”

El ministro de Economía, Luis de Guindos, presenta este miércoles ante la Comisión Europea datos concretos sobre la economía nacional que explican el desfase en el déficit hasta el 8,5%. ¿Flexibilizará Bruselas su postura?
“Sería bastante interesante que nos redujeran el compromiso de déficit. Una reducción tan drástica como la que nos están exigiendo nos puede llevar a una recesión como la que vive Portugal ahora mismo que ha cumplido con su objetivo de déficit, pero que ha entrado en un círculo vicioso. A España le cabría plantearse que no entremos en el mismo círculo.

Hasta mayo parece ser que no van a revisar el objetivo de déficit. Debemos conseguir que la UE vea nuestro compromiso para cumplir ese objetivo. Es normal que nos pidan un compromiso fuerte, pero quizás es demasiado para este año.”

¿Suscribe la recomendación de pasar de los sectores defensivos y volver a los cíclicos?
“Se está viendo que hay más apetito por activos de riesgo. La reacción iniciada ha sido subida de las bolsas, principalmente sectores de riesgo como el bancario, reducción de los diferenciales de deuda y hemos visto también una subida del euro/dólar. Proyectando esa tendencia, cabe esperar lo mismo tras la inyección de liquidez.

¿Qué tendencia mantiene el euro/dólar?
“A no ser que se rompa la resistencia que tiene en el 1,3446, seguiremos viendo a un euro/dólar lateral en el rango 1,32/1,34.”