Mejor periferia que países core de europa, en compañías de gran capitalización y en el segmento Value. Inés del Molino, directora de cuentas de Schroders cuenta en qué se basa la cartera del Schroders Euroepean Opportunities. 

Estamos con una incipiente recuperación en Europa. ¿Cuáles son sus perpsectivas?
A nivel global hemos revisado a la baja las perspectivas de crecimiento, porque hemos pasado de un 2.8% a un 2.5%, pero en Europa las hemos revisado al alza en un 0.3% en Italia, Francia pero sorprendentemente España hemos subido hasta un 0.5% nuestras previsiones de crecimiento debido a que los datos del primer trimestre han sorprendido gratamente, por lo que en Eurpa seguirá habiendo muchas oportunidades. Hay varios pilares sobre los que sujetar esta premisa: Euro débil, petróleo barato que incentivará el consumo minorista, recuperación del sistema financiero y no hay que olvidar que los movimientos que hemos visto en la renta fija que han dado volatilidad, no dejamos de verlo como una oportunidad de entrada al mercado.

Los mercados se han movido al son que ha marcado Grecia. Las opiniones se dividen entre los que hablan de que los mercados están caros para invertir y los que piensan que todavía puede haber valor. ¿Cuál es la opinión de Schroders?
Las valoraciones respecto a la media histórica en Europa están bastante ajustada pero respecto a otros mercados todavía se puede obtener valor. Es cierto que Grecia seguirá haciendo mucho ruido y lo que creemos es que esa volatilidad que proporcionará no es otra cosa que buenas oportunidades de entrada. Entrengando la gestión a equipos especializados, podemos encontrar buenas oportunidades.

Schroders European Opportunities tiene clara exposición a la recuperación del ciclo. ¿Cuáles son las principales posiciones?
Dentro de Europa intentamos aprovecharlo desde todos los frentes posibles: desde el crédito de alta calidad, hasta las compañías como el fondo que comentas o a través de fondos de reparto. Cualquiera de las estrategias nos parece óptimas para el inversor.

En concreto, el European Opportunities busca en qué parte del ciclo nos encontramos y posiciona la cartera en función de si quiere tener más sensibilidad o menos al ciclo. Desde un putno de vista del equipo, estamos en un período de recuperación y quieren tener exposición a ese ciclo para ello toman posiciones en compañías de sectores como consumo, industriales…siempre dentro de las compañías value y en el segmento de grandes compañías.

Es importante destacar que incluso a nivel regional hay que analizar dónde focalizar la cartera. la rentabilidad del fondo está en torno al 20-21% y no es otra cosa que haber conseguido detectar qué países lo han hecho mejor. La periferia lo está haciendo mejor que el núcleo. Destacar que Francia ha sorprendido gratamente al mercado, Italia comenzará a hacerlo. Hemos vivido una renta variable donde los beneficios no siempre acompañaban y este año han comenzado a hacerlo y seguirá así.

¿Por qué la descorrelación respecto al índice de referencia?
La cartera actualmente está rotando para posicionarse más en países periféricos. Sabiendo que hay que tener un índice de referencia, creemos que se pueden tener diferencias respecto al índice. Nuestras apuestas están dando buenos resultados y de momento vamos a seguir haciéndolo porque son las que más sensibilidad tienen al ciclo económico.

¿Cómo hacen el proceso de selección?
Combina dos estrategias: situar la cartera dentro del entorno económico. Y dentro de las regiones, ver qué sectores tienen más oportunidades de reflejar ese crecimiento. Ahí es donde se posiciona más e la parte más cíclica.