¿Qué va a pasar con Grecia? ¿Qué pasará con las agencias de rating? ¿Veremos el doble dip? ¿Hasta dónde llegará la tasa de paro? Son algunas de las piezas del actual puzzle económico. Sin embargo, “tenemos claro que si hay algo que caracteriza a los mercados es la volatilidad”, reconoce Victoria Torre, responsable de análisis de Selfbank dentro de la ponencia “Retos de la inversión en el momento actual” del Fund Day organizado por Estrategias de Inversión. En las últimas semanas – meses- los mercados se mueven por noticias y rumores que hacen que los mercados tengan caídas muy abruptas en momentos puntuales.

Grecia es uno de los vértices de este escenario. Es difícil porque no sólo es un problema económico sino también político y lo que mucha gente se pregunta es si el futuro de la economía helena estará dentro o no del Euro. “La alternativa está entre dejar caer a Grecia o llevarle en una silla de ruedas hasta que pueda andar solo”. Se le está diciendo que ponga más medidas recaudatorias sobre la mesa. Es un problema que preocupa al ciudadano “de hecho, se han retirado 50 billones de los bancos griegos. Precisamente la cantidad que está pidiendo el Banco Central Griego para ayudarle”. Si no consigue crecer, cualquier ventana de liquidez será aplazar el problema.
Pero ¿caerá Grecia? Lo más probable es que no sea así. “Pues provocaría contagios e incluso Alemania necesita un euro y socios estables”. Parece que sí que hay una intención de apoyo al país. Respecto a los bancos, el efecto contagio es más que evidente entre el sector europeo y dos de las entidades que parece estar en el filo de la navaja son Credit Agricole y SG, lo que provocó que bajaran el rating crediticio de ambas entidades.

¿Implicaciones? Arrastraría al resto de economías – sobre todo Francia y Alemania- y quizás en el sector financiero. Compañías que podrían recapitalizarse ó incluso la ayuda de los gobiernos. Si Grecia sale del Euro tendría que devaluar un 50% su moneda, lo que podría acentuar la salida de capitales de inversores internacionales. Respecto a su deuda, pasaría a deber el doble y el problema pasaría al resto, que recibiría la mitad de la cantidad que ha prestado. Esto provocaría una situación de recesión muy prolongada para la economía helena en la que habría que estudiar cómo salir. Pero lo más peligroso sería el efecto contagio, subida de la prima de riesgo – que supondría elevar el interés a pagar por la deuda- y desconfianza en torno al resto de economías.

Tres escenarios posibles para la zona euro:

--Crecimiento moderado y reestructuración de la deuda griega que no llegará antes de 2013. El pero es que se ha incrementado la tensión en las últimas semanas y todas las tensiones son las que pueden poner en peligro este escenario, lo que haría prever un escenario de crecimiento del 0.1% en la economía con unos tipos de interés en niveles bajos, en torno al 1%.

--Default ordenado de Grecia antes de 2012. Aquí no se podría dar el primer escenario pero no llegaría a quebrar el país. Aquí contemplaríamos que habría un contagio a Portugal, hablaríamos de pérdidas que rondarían los 60 millones de euros. çCrecimiento del 0.1% con tipos en el 0.5%.

-- Default ordenado + contagio. La zona euro le daría la espalda a Grecia, negándole la ayuda que necesita, y se pasaría unos meses bastantes duros., Este es el escenario que consideramos menos probable. Hablaríamos de una contracción del 1.3% en la economía europea en 2012.

Opciones del FMI para impulsar la economía y salvar la recesión.

--Generar las condiciones para un nuevo estímulo. Tendría que haber un cambio en las medidas de las autoridades europeas para fomentar el crecimiento. Habría que decidir si se prima el déficit o el crecimiento.

--Presionar a Europa para una actuación más contundente. Los mercados están tan ilusionados porque se espera que pronto se anuncien nuevas medidas de estímulo: reducción de tipos de interés, incremento del fondo de estabilidad….


En Estados Unidos, Obama ha puesto sobre la mesa tres medidas con las que espera que mejore la situación:

--El plan de estímulo de empleo. Con recortes fiscales e incentivos por inversión. Intentar incentivar empleos de verano – con la intención de emplear a la gente joven- o evitar los despidos en determinados sectores.

--El impuesto Buffet. “Todos contribuirán con su justa parte”. Quiere reducir el déficit entre 3 y 4 billones de dólares poniendo un impuesto a las rentas más altas.

--La operación twist que tanta decepción causó a los mercados cuando se anunció. No llegó el QE3 tan esperado y se sustituyó por la venta de deuda a corto plazo para vender la de largo plazo. Una manera de bajar los tipos sin llegar a hacerlo. Es fácil revertir el efecto de esta operación. Hay que tener en cuenta que China es de los mayores tenedores de deuda americana. Como se ha reducido la rentabilidad de la deuda a largo plazo, los chinos recibirán menos dinero a largo plazo y si ellos hicieran lo mismo que la FED revertirían esta situación, con lo que se piensa que no sería muy efectivo.

Estrategias para  invertir
:

--Inversión multiactivos. Si diversifico mis inversiones se diluye el riesgo y la volatilidad. Pero teniendo en cuenta que las inversiones no funcionan igual en según qué entorno económico. Si sabemos que en momentos de reflación lo que mejor funciona son los bonos, en un escenario de recuperación las acciones y en estanflación y recalentamiento son las materias primas, una opción sería invertir en todos los escenarios de manera que no tenga que estar preocupándome del momento económico.

-- Compañías de alta rentabilidad por dividendo. Aquí habría varias cosas. Por un lado, las acciones nos pagan buen dividendo y eso no significa que las cotizaciones no puedan subir. Otroa idea es que en un entorno de tipos de interés bajos – con pocas alternativas de inversión- puede ser una idea interesante. Además, los rendimientos de las compañías están por encima de sus rentabilidades históricas.

--Inversión en bonos. No se puede decir que la deuda pública sea la que mejor se comporte – hay momentos en que sí peor en 2009-2010 fue la deuda high yield la que mejor lo hizo- pero haciendo una selección de bonos se pueden encontrar oportunidades.

En este escenario, Torre propone una estrategia defensiva. Las alternativas que tienen los inversores son dos: ahora mismo los mercados están baratos con valoraciones atractivas en la mayor parte de los activos. El problema es que pueden seguir cayendo. La segunda idea es irse a activos refugio. El oro sería por excelencia, el Yen. Renta variable, evitar sectores calientes como el financiero, huir de compañías con alto endeudamiento buscando empresas con alto potencial de dividendo y muy diversificadas geográficamente.