El experto indica que la tendencia de Repsol "a largo plazo es alcista, con una estructura de mínimos y máximos crecientes muy evidente”. En el medio plazo, “tendencia alcista impecable” y a corto “lo que tenemos que tener muy claro es que se está lateralizando mucho el movimiento en forma de máximos. Es un claro indicio de que se podía estar acumulando o distribuyendo papel. Yo pienso que podría ser la segunda opción, que a corto plazo no hay confirmación de que se haya producido eso”.

Martín señala que “es un soporte muy claro en niveles cercanos a los 22 euros, una zona en la que se ha tocado prácticamente en cuatro ocasiones: enero, marzo, abril y ayer estaba muy cerca de esos niveles”.

De cara muy a corto plazo, “mientras no se pierdan estos niveles se podrían tomar posiciones alcistas muy cerca del nivel de soporte con el objetivo de intentar ver un rebote hacia la zona de 23, mientras no pierda esos 21,80 aproximadamente”.

Nuestro analista aconseja tener “mucho cuidado si pierde esa zona, porque ahora sí podría abrirse el escenario a un posible movimiento correctivo, que podría llevar al título prácticamente a desarrollar un tramo similar a este movimiento de máximos a mínimos, que nos llevaría en caso de perder esos niveles hacia la zona de 19-18,5 euros de cara a corto plazo”.

En su intervención, el Subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, indica que “con un riesgo muy muy reducido, en torno al 1-1,5% podríamos tomar una opción compradora de cara a que el mercado pudiera rebotar”.

“Los 21,80 se están respetando pero este movimiento lateral en zona de máximos no pinta demasiado bien y podría ser un síntoma de que se quiere distribuir papel en Repsol”, continúa explicando.

Este experto recuerda que el valor “es de los pocos en el Ibex donde podemos ver que puede haber un rebote a corto plazo, pero mucho cuidado en el caso de perder esos niveles porque podría haber tormenta en el valor”.