El primero de ellos hace referencia al número de valores del índice NYSE (compuesto por alrededor de 2500 componentes) que se encuentran marcando nuevos mínimos. Este indicador en febrero obtuvo lecturas superiores a las actuales, encontrándose prácticamente en los mismos niveles que entonces, lo que significa que la salud del mercado es mejor que la de entonces:

 


En el mimo sentido anterior, indicadores como el número de valores por encima de sus medias de 50 sesiones o el volumen de los valores que bajan respecto a los que suben también dan la misma información de mejor tono que en las caídas de febrero:

 

 


Otro indicador diferente de los anteriores que también muestra lecturas divergentes propias de zonas de suelo temporal es el índice de volatilidad VIX, que muestra una menor volatilidad de la marcada en los mínimos de febrero, con el S&P500 en niveles muy cercanos:

 


En base a los datos anteriores esperaríamos, al menos, una reacción alcista similar a la vivida en febrero, cuando el principal índice americano rebotó desde mínimos un 10%.

 



Recomendación: COMPRA ESPECULATIVA S&P500