Las decisiones más importantes del BCE  ya se han tomado, como la compra de los ABS por parte del BCE, que sí tuvo un impacto en el mercado y lo tendrá a largo plazo. En este sentido, el BCE está más politizado que el BoJ, que ha dicho que hará una compra masiva. El CE no podría hacerlo.

Nosotros creemos que hay que adaptarse a un nuevo orden mundial de tipos más bajos, habrá deflación, de hecho hemos visto que hay muy poca inflación importada, hay mucho paro, crecimiento muy bajo en Europa y hay un reajuste de las previsiones. España sólo crecería un 1.8%, con lo que los tipos seguirán bajos y lo que buscamos no es beneficiarnos de la subida de tipos si no utilizar buenas emisiones con buena crédito y busca emisiones de renta que sea atractiva por el rédito que ofrecen.

Pero ¿cree que habrá rally de fin de año? Hemos visto una bajada muy pronunciada en el mes de octubre de la misma manera en que hemos visto una subida muy drástica. En Europa, el DAX ha perdido un 1.5% o el Ibex un 2.5%, pero tampoco creemos que la caída sea muy significativa cuando además vemos que todos los índices americanos han subido. Cuando esto se suma al hecho de que el S&P500 lleva un 10% de subida en el año, podría haber incluso un rally mayor a final de año como ha sido la tendencia en los últimos años.

Los resultados son mixtos, en USA las valoraciones están muy ajustadas. En Europa, creemos que es bastante preocupante ver un paro que no decrece, crecimiento estancado, y más que los resultados queremos ver que el subyacente mejore. Con las perspectivas que tenemos actualmente, los resultados dejan bastante que desear.

EL MUS es un gran avance para la construcción de Europa. Ahora mismo teníamos un tejado construido muy brillante que servía de bien poco.  Entre las bases y el tejado haría falta mucho más, con lo que quedaría aun mucho por resolver y de hecho, en el largo plazo, si Europa quiere mantenerse unida, haría falta una unión fiscal que es dónde esperamos que avance.  En España vemos una economía no avance y el tema político no acaba de resolverse. Estamos viendo que el riesgo retorno incluso sería más atractivo en otros países emergentes.

Al mismo tiempo vemos una segunda apuesta táctica, el 30 de noviembre se hace una elección para versi el banco suizo tiene que tener un % de reservas en oro, esto haría subir mucho el precio del oro. Comprar oro ahora mismo sería una apuesta porque podría ser que otros bancos centrales siguieran la estela dejada por el organismo suizo.