El mercado está esperando que el BCE asuma libremente la compra de bonos soberanos de hasta 3 años, aunque esto estaría unido a ciertos condicionamientos”, dice Ramón Morell, responsable de ETX Capital y agente de Inversis Banco.

“Espero que haya acuerdo y que los mercados reaccionen de forma positiva, llevando a la reducción de la deuda española”.

¿Qué consecuencias traería esto? “Menor presión hacia el euro, por lo que subiría la cotización del euro-dólar y podríamos ver niveles de 1,27-1,28 dólares”.

En el mercado de materias primas, “el oro está experimentando avances sorprendentes que luego dejan paso a ciertas correcciones que suponen una liquidación de beneficios”. Morell cree que “el oro tiene mucho recorrido hacia arriba, pero hay que tener en cuenta que los movimientos del activo se basan en gran medida en las compras que hacen China y La India y también en los movimientos del euro-dólar”. Aún así, “no creemos que los 2.000 dólares a medio plazo son un nivel muy ambicioso”.

La plata “sigue al oro, aunque es más dependiente de la demanda industrial, por lo que va con algo más de retraso. Aún así, tiene recorrido al alza porque seguirá al oro. De aquí a final de año podría revalorizarse un 10%”.

Para invertir por diferencias aconseja “el mercado de divisas, concretamente el dólar australiano-dólar estadounidense y el euro-dólar”. También “podemos entrar cortos en cualquier índice europeo si los mercados reaccionan mal a las decisiones del BCE, con excepción del Ibex 35” .

“El petróleo está llegando a unos límites en los que no puede tener más recorrido porque están intentado llegar a un acuerdo a nivel de inventarios para producir más y fijar un precio límite al petróleo. El petróleo tiene un techo cercano, 2-5 dólares más, en torno a 100 dólares, por lo que apostaríamos más por invertir a la baja”.