Entrevista con Tanguy Le Saout, responsable de Renta Fija Europea y vicepresidente ejecutivo de Pioneer Global Investments, durante la jornada Morningstar Investment Conference en Madrid. 

¿La caída de rentabilidad generalizada provocada por el QE europeo es tan negativa como parece?
“No tanto. El programa QE no ha sido aprobado para favorecer a los gestores de renta fija, sino para ayudar a la eurozona a crecer y volver a levantarse. En perspectiva, lo que verdaderamente importa va más allá del mercado de la renta fija.

En estos momentos, la renta fija se ha convertido en un reto. Los depósitos en negativo sumado al QE es un gran reto. Al final, lo que está tratando de hacer este programa es apartar a la gente de la renta fija, por lo tanto, veremos salidas de capital, pero para nosotros estos retos sirven para ver quién es un buen gestor y quién no”.

¿Qué le está sucediendo al bund alemán?
“En primer término, la gente piensa ‘oh, el BCE está favoreciendo mucho el crecimiento'. Después, creen que el Bund es seguro, incluso cuando ofrecía un -0,2% que se seguía sin estar preocupado, a pesar de que era caro porque se pensaba que el BCE tendría suficiente tiempo para comprar bonos alemanes. Sin embargo, la realidad es diferente. Con semejantes rentabilidades tan bajas es una situación muy peligrosa y la gente ha empezado a vender. Están vendido renta fija porque fundamentalmente saben que el valor no está ahí”.

¿Cuál es la salida que contemplan para la situación griega?
“Grecia se ha convertido en una historia muy triste para su población y creemos que llegarán a un ‘default’. Podrían quedarse sin dinero con el gobierno actual, aún lejos de alcanzar un acuerdo con el Eurogrupo.

Habrá una nueva quiebra de Grecia, control de capitales, aunque puede que la eurozona decida mantener a los griegos dentro de la moneda única, esto dependerá de los políticos griegos. Para el mercado de renta fija (esta situación) no significa nada ni para nosotros tampoco dado que no tenemos bonos griegos, pese a que podría haber un pequeño shock en el corto plazo para la deuda periférica.

Y es una de las razones de la corrección de estos días. Los inversores están largos de periféricos y Grecia podría estar actuando de catalizador en el corto plazo para la venta de bonos desfortunadamente. La gran conclusión de todo esto es que Grecia nos está enseñando lo que no se debe hacer y votar a los políticos adecuados en el momento de las elecciones.”

¿Cómo están manejando la debilidad del euro? ¿Les afecta?

“No demasiado, no representa una porción muy grande de nuestras carteras. La mayoría de inversores lo son en euros, inversores de bonos europeos, en crédito, gubernamentales o un combinado de ambos.

La debilidad del euro se debe a un factor externo, pero para nosotros no dejan de ser resultados del programa QE, de las rentabilidades negativas de los depósitos y, al final, está reflejando la economía.

Dentro la renta fija europea, nosotros estamos largos en inflación porque la debilidad del euro tiene a la recuperación económica y a la subida de la inflación para mejorar, de ahí que nos mantengamos comprados”.

¿Ha cambiado la cartera a lo largo de 2015?
“Algunos de nuestros clientes institucionales, que tiene algo más de flexibilidad, habrían añadido algo más de exposición a renta variable para compensar la rentabilidad negativa en renta fija. Es una tendencia”.

¿Los inversores deberían acostumbrarse a rentabilidades bajas durante mucho tiempo?
“Debemos estar preparados para bajas rentabilidades, en el corto plazo seguro, sin embargo, de cara al largo plazo no es algo tan seguro. Creo que la curva de rentabilidades mejorará durante un largo periodo de tiempo”.