Amílcar Barrios, analista de fondos de Tressis SV, nos detalla las oportunidades de inversión que nos brinda el mercado de fondos. 

¿Qué fondos de inversión le parecen más interesantes en España, sobre todo para encarar el entorno volátil que pueden crear las elecciones generales?
Hasta que no conozcamos el resultado de las elecciones generales, el mercado español está sufriendo la incertidumbre política, se ve en la bolsa y en los bonos, preferimos no invertir en fondos de renta variable española. Recomendaríamos, en todo caso, tomar posiciones en fondos de renta variable europea que tengan posiciones en España.

Una vez pasen las elecciones, podemos buscar fondos de RV españolas en casas como Mutua o Gesconsult, que vemos que ha rotado en su cartera su posicionamiento de empresas con exposición a emergentes, a empresas con más exposición al crecimiento interno de España-

¿Cuáles serían los sectores favoritos en el mercado español?
Si confiamos en la recuperación económica, apostaríamos por sectores más cíclicos, como la banca, aunque nos decantaríamos más por bancos domésticos, como Bankinter.

¿Ven oportunidades en renta fija?
Es complicado la generación de rentabilidad en la deuda y más a futuro. En cuanto al high yield, vemos que lo tienen todo a favor, vemos la tasa de impagos en mínimos, les favorece los bajos tipos de interés… pero el cupón no es tan alto como estábamos acostumbrados y el mayor problema es la iliquidez del mercado. Ante la falta de liquidez, por si hay un sell off, mejor jugar la parte más defensiva de la cartera con menor duración, y la parte de la rentabilidad, por la renta variable. No vemos tanto valor en el high yield.

¿Qué sectores son atractivos en Europa?, ¿les atraen los más castigados?
El sector automóvil es el mejor ejemplo, podemos tomar posiciones aprovechando las caídas. Además, si nos creemos la recuperación de la zona euro, también apostamos por sectores más cíclicos y con más exposición al consumo interno.

¿Qué regiones geográficas deberíamos evitar?
Es complicado hablar de regiones, por lo que , a día de hoy, limitaríamos sobre todo los países expuestos a la exportación de materias primas y que se pueden ver más afectados negativamente por las subidas de los tipos de interés en EEUU .