Los mercados han arrancado este 2018 con revalorizaciones importantes, pero lo que más está dando que hablar es el rally alcista del euro frente a las principales divisas del mundo. Este mes de febrero, además, el mercado conocerá los resultados empresariales de 2017. De todo ello hablamos con Sara Carbonell, responsable de ventas institucionales de CMC Markets.

Como decíamos el euro está disparado frente al dólar. ¿En qué niveles ven a la divisa europea, creen que va a seguir esta tendencia en los próximos meses?

Apunta que sí, pero no nos conviene mucho. Con unos niveles altos del euro, conseguir el objetivo de inflación que persigue el Banco Central Europeo (BCE) del 2% se complica más y esa posible subida de tipos y el fin de los estímulos también parece que está lejos con estos niveles del euro. Aunque no es el objetivo final del BCE, Draghi sí dijo en la última comparecencia que no se mete en tipos de cambio, yo si que me plantería meter mano al asunto sin entrar en guerra de divisas. En cuanto a niveles, la resistencia la seguimos viendo en los 1,25 dólares, que tocó el pasado jueves aunque no cerró, y en cuanto a soportes de medio plazo son los 1,20 dólares. Si vemos que en velas semanales termina por debajo de los 1,20 dólares, quizá podríamos tranquilizarnos más, pero como digo un euro fuerte en cuanto a política monetaria no nos interesa.

¿Qué empresas creen que pueden verse beneficiadas de las subidas del euro y de cuales sería recomendable salirse?

En términos generales las más perjudicadas son las exportadoras, y en Alemania, el motor de Europa, la mayoría de las compañías son exportadoras. Si pensamos en casa y a nivel particular, tenemos que pensar en compañías con alta exposición a Estados Unidos y tienen beneficios allí como Viscofán o Grifols, también las dedicadas al turismo porque a los turistas les sale más caro venir. Y entre las más beneficiadas podemos citar a Inditex que tiene sus beneficios en euros, pero hace compras en dólares y también bancos domésticos como CaixaBank. También hay que ver que cuando el dólar está fuerte el precio del crudo cae, mientras que cuando el dólar está débil el petróleo sube. Aunque ahora tenemos precios de las materias primas tan altos, por lo que esto se puede neutralizar.

Este lunes se han conocido los resultados de Bankia, que obtuvo un beneficio de 816 millones en 2017, un 1,4% más aunque por debajo de las previsiones. ¿Creen que es recomendable entrar en Bankia?

A mí no me han gustado nada los resultados. Lo peor de los resultados es que cae mucho la eficiencia porque los costes se mantienen estables. Cae la rentabilidad, al final las cosas más importantes que tenemos que valorar en la banca, todo lo contrario de lo que vimos el otro día en Bankinter. Que la rentabilidad de la banca es lo que veíamos tan tocado en años anteriores y aún así muchos bancos españoles capearon bien el temporal.

A Bankia le veo bueno el incremento en comisiones y luego sí que es verdad el 'fully loaded' que sube hasta un 13%, por encima de bancos europeos y de lo que se esperaba de Bankia. Pero eso no hace que por fundamentales me parezca un banco que tenga muy buenas perspectivas  en el largo plazo cuando tenemos bancos en España que creo que las tienen mejores.

¿Qué esperan de la temporada de resultados?

Creo que deberíamos ver buenos resultados. Tenemos los resultados hasta septiembre así que quitando excepciones que se han producido en el último trimestre, en general nos hacemos una idea. Creo que vamos a tener sorpresas agradables en bancos grandes. Creo que tenemos muchos ingredientes para ver un buen año en renta variable española. El escollo no es la geopolítica, sino las divisas. Que entremos en una guerra de divisas y que el euro se ponga fuerte.

Bankinter, Sabadell y CaixaBank son los tres valores que más se revalorizan en 2018, mientras que en número rojos vemos a Enagás y Red Eléctrica. ¿Qué estrategias seguirían con estos valores?

Estamos hablando de dos sectores que por fundamentales uno podría ser su año (bancos) y otro podría estar tocado (eléctrico). Las eléctricas han actuado como valores defensivas, pero las perspectivas no son tan buenas como el sector bancario.

Al igual que al eléctrico hay sectores como el de infraestructuras o el constructor a los que les perjudica la subida de los intereses de la deuda por el aumento de los costes de financiación.

Respecto a los bancos que comentábamos hablamos de bancos que lo están haciendo muy bien. CaixaBank y Sabadell tenemos resultados hasta el mes 9. En el caso de Caixa subía su beneficio más de un 50%. Le vino muy bien el cambio de sede. En el caso del Sabadell había subido el margen de intereses, el capital. Son bancos que lo están haciendo muy bien y teniendo un entorno hostil han campeado bien el temporal y ahora se les presenta un entorno que puede ser muy positivo. Esa subida de interés negativa para el sector eléctrico, positiva para los bancos.