Fernando Luque, editor de Morningstar, habla sobre cómo se encuentra el entorno bursátil en estos momentos y las posibilidades que existen para los próximos meses.
Hay muchas preocupación el sentimiento de mercado es cada vez más negativo y los bajistas están tomando cada vez más posiciones. ¿Es momento por apostar por la renta variable española y en este caso por qué?

Hay que ir por partes. ¿Es el momento de apostar por renta variable? Creo que a corto plazo no sabemos si hemos visto el suelo del mercado. Nadie puede decirlo. Podríamos ver caídas en los días que vienen. A corto plazo nadie sabe nada. A largo plazo y si me preguntas si lo que hemos visto en estas últimas semanas o en últimos dos meses de lo que sería un crack bursátil como el que vimos en 2008 yo diría que lo más probable es que no. Cuando digo esto es que tampoco lo descarto. Digo lo más probable porque si miramos la historia de las bolsas se producen grandes crack cuando surgen tres tipos de acontecimientos. Bien un entorno recesivo, bien porque la bolsa anticipa ese entorno de recesión. Considero que ahora mismo no estamos en esa situación. Sé que hay muchos analistas que dicen que China está entrando en recesión y es probable que lo esté haciendo, pero eso no implica que haya una recesión a nivel mundial. De hecho los datos en Estados Unidos, aunque tampoco son para saltar de alegría, pero no indican un entorno recesivo. El segundo evento que podría desembocar en un crack bursátil es una subida muy fuerte y repentina de los tipos de interés. Eso creo que está descartado. No estoy diciendo que no vaya a haber subida de tipos de interés. Pensamos que en Estados Unidos sí que las va a haber, no sé si este año, pero probablemente a partir del año que viene sí que vayamos a ver alguna subida pero de forma muy tímida…

Viendo el historial de la Fed de todos los dirigentes se podría esperar que sea más suave…

Totalmente. Lo primero porque tampoco hay un problema de inflación, sino más bien lo contrario. Hay problema de inflaciones muy bajas. Hasta cierto punto de desinflación, por decirlo de alguna forma. Entonces a niveles de tipos de interés yo creo que el riesgo no está ahí. Es verdad que se ha comentado mucho que las caídas de las últimas semanas han venido por la actuación de la Fed y yo creo que no. Ha coincidido con ese momento, pero no se le puede echar la culpa a la Fed por no haber subido los tipos de interés. Luego hay un tercer elemento que también podría explicar una fuerte caída bursátil y es un conflicto bélico importante. Ahí creo que las relaciones entre Rusia y Estados Unidos no están a su nivel más alto, pero no hay un conflicto que a nivel mundial pueda justificar un crack bursátil. Por tanto si lo más probable es que no estemos ante un crack bursátil, entonces lo más probable es que esto sea un recorte.

¿España?

Supongamos que es un buen momento para invertir en renta variable. ¿Es buen momento para la renta variable española? Yo diría que no necesariamente. El único argumento para decir que vamos a comprar renta variable española es decir que comprar renta variable española es más barato que hacerlo de renta variable americana o italiana. Ese no es el caso para los fondos de inversión. Las comisiones para invertir en un fondo de renta variable española son más o menos las mismas que para invertir en un fondo de acciones norteamericaas. Con lo cual ese argumento no me vale. Luego está la posición contraria que es apostar por renta variable española, lo cual yo creo que es un riesgo innecesario. Para el inversor particular creo que es mejor tomar la vía de la diversificación, apostar por un fondo de renta variable global, más que por un fondo país o un fondo sectorial. Ahí somos más partidarios para el inversor particular de realmente olvidarse de la selección de países y apostar por un fondo de renta variable global. A nivel de valoración vemos algo de infravaloraicón en el mercado español, pero más o menos como los demás países europeos.

¿Puede haberse equivocado la Fed con la decisión de no subir los tipos?

Eso lo sabremos a posteriori. Siempre digo que los bancos centrales se han equivocado si miramos la historia. O han llegado tarde o han llegado temprano. Nunca han acertado con el timing de las decisiones. Con lo cual eso lo veremos más adelante pero repito: El origen de las caídas siempre es difícil saberlo. Podemos hablar de China, del temor a subidas de tipos de interés, pero aunque la Reserva Federal hubiese subido los tipos de interés, lo hubiera hecho de una forma muy tímida. 25 puntos básicos y punto. No mucho más. A partir de ahí creo que es difícil encontrar una explicación digamos única para explicar el recorte que hemos vivido. Había que tener también en cuenta el nivel de valoración del que partíamos y nosotros considerábamos que las bolsas estaban un poco sobrevaloradas. No estaban caras o muy caras, hay que dejarlo claro, igual que ahora no están muy baratas. Por eso tampoco puedo decir que es un momento histórico, o una ganga, para invertir en renta variable. Con lo cual yo lo haría muy paulatinamente aprovechando los precios pero sabiendo que las cotizaciones pueden seguir bajando en los próximos días, o semanas, o meses.

¿Descartaríamos el rally de final de año?

Mi posición es que no lo sé. Si me dice “es que todos los años se produce un rally de Navidad”, pues vale. Ahí tendríamos una pauta de comportamiento de los inversores que podría justificar una recomendación para invertir. Pero no es así. Ha habido años en los que no hemos visto rally de Navidad. Entonces invertir ahora porque llega el periodo navideño a mí no me parece un argumento muy sólido. Es verdad que en el caso español se producen muchas entradas a nivel de planes de pensiones ayuda. A nivel de volumen y para empujar las cotizaciones es un factor favorable. Algunos factores actuarán positivamente y otros no tendrán influencia o de forma negativa. No apostaría todo digamos a un rally de navidad. Pero obviamente las cotizaciones están más baratas que hace tres, cuatro o cinco semanas. Entonces el que tenga pensado construir una cartera de fondos o de acciones, ya tiene un buen argumento a su favor.

¿Qué hacer con el sector del automóvil?

Es complicado si hablamos de Volkswagen, porque ahí nosotros hemos rebajado nuestro precio objetivo en varias ocasiones. Hasta ahora en 190 euros por título, que es un potencial de revalorización muy importante respecto a la última cotización. El problema es la incertidumbre en torno a la compañía. Es muy difícil ahora mismo hacer previsiones de ventas para los próximos dos años. Por ejemplo lo vimos con catástrofes como la de BP. Pero entiendo también que comprar un coche no es lo mismo que echar gasolina en el depósito del vehículo. Uno compra un coche dependiendo mucho de la marca con lo cual le da más o menos igual si es de una marca u otra. Ahora hay un impacto evidente sobre la marca. Entonces es difícil decir cómo va a reaccionar el consumidor. El sector en general está infravalorado desde nuestro punto de vista. Lo calculé y está a un nivel de infravaloración de en torno a un 20% o 25%. No está mal. A nivel de compañías individuales Volkswagen no es la compañía más barata. Nos gusta a nivel de valoración FIAT, aunque también tiene algunos problemas con la agencia norteamericana en cuanto a temas de seguridad que no ha resuelto. Tenemos pendiente la salida a bolsa de Ferrari que creo que puede impulsar la cotización de Fiat. Nos gusta General Motors, Ford, con niveles de infravaloración muy importantes. Para un inversor muy agresivo se podría apostar por ETFs que invierten específicamente en este sector.