¿Están los inversores de renta fija ante una situación complicada en el escenario actual?

Ha sido un año muy complicado y estamos hablando casi a finales de mayo, es decir, digamos que hemos tenido 5 meses del año muy complicados. A finales de diciembre, principios de enero, ya se descontaba una situación difícil con una posible subida de tipos y un descuento en la curva o empinamiento en la curva muy fuerte; los bonos americanas estaban en 1,5 y ahora están en 3%, es decir, ha volado la situación descuento que se hacía en cuanto a tipos y esto ha hecho que estén muy castigadas todas las carteras de renta fija, no sólo las de bonos del tesoro sino también el crédito. Es curioso porque todo este castigo viene simplemente por un tema de duración y por un tema de subida de tipos, no tiene ningún problema o en este caso hay bastante solvencia y buenos ratios financieros en toda la parte de bonos de crédito corporativos. Por eso, creemos que el castigo ha sido bastante fuerte y más comparándolo con la parte de renta variable.

¿Existe la posibilidad de un empeoramiento de la situación macro?

No solamente es que exista una posibilidad sino que en Vontobel creemos que incluso se está buscando por parte de los bancos centrales. La inflación que parecía que iba a ser transitoria está siendo demasiado fuerte y persistente, ya que llevamos 12 meses consecutivos con subidas por encima del 4% en la inflación. Además, no solo es un tema energético, también están subiendo los alimentos, bienes de consumo, etc., y luego está agravado además por lo que ha sido el estrechamiento de la distribución por parte de China y los problemas de Covid y también por la guerra en Ucrania. Por eso, sí que creemos que puede haber un empeoramiento de la economía sin que hablemos claramente de una recesión. Pensamos que 2022 va a seguir siendo un año de crecimiento, pero de un crecimiento más lento, y en 2023 puede haber posibilidades de recesión aunque no le damos más allá de un 35% en EEUU, aunque es verdad que los bancos centrales lo están poniendo muy difícil en esa subida tan fuerte de los tipos.

¿Qué esperan de los bancos centrales?

De los bancos centrales no hay que esperar mucho, lo que hay que hacer es escucharlos. Los bancos centrales dicen claramente que es lo que tienen y lo que están diciendo es que están más preocupados con el enfriamiento de la inflación que con mantener el crecimiento de las economías. El mandato principal durante todos estos años ha sido empujar la economía que estaba muy debilitada por el crecimiento, y ahora hay una inflación muy fuerte con lo cual ellos prefieren pasarse en un momento dado de "frenada" con respecto al crecimiento pero enfriar del todo esta inflación galopante que tenemos. Lo que hay que hacer escucharlos, ver lo que están haciendo y no desconfiar de ellos porque no creemos que vayan a dar sorpresas a no ser que a ellos les sorprenda la inflación o la economía.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

¿Significa esto que la renta fija es un activo del que hay que huir o, por el contrario, existen oportunidades?

La renta fija es el activo que en proporción ha estado más castigado durante todo el año, es decir, caídas del 5% serían caídas relativamente bajas y el crédito corporativo ha caído en torno al 8-9% sin ningún tipo de problema. Son caídas demasiado exageradas porque no tenemos problemas crediticios ni de ratios de solvencia, sino que es un tema de la valoración de la curva. Todo el descuento de la curva creemos que está ya implícito y descontado por los inversores; las yields se han ampliado muchísimo y siguen habiendo ratios de solvencia muy buenos, por eso creemos que puede ser un momento interesante de entrada en la renta fija. No sabemos cuál es el punto de inflexión pero en los diferenciales, las yields y todo lo que está pagando ya la renta fija creemos que suficiente compensación con respecto incluso a unos datos malos económicos o a una posible recesión.

Entonces, ¿es hora de volver a mirar con interés los bonos del tesoro?

Los bonos del tesoro europeo creemos que todavía no pagan los suficiente, los bonos del tesoro americanos están pagando un 3%. Para un inversor europeo que lo tiene que cubrir tiene un coste más o menos del 2%, lo que quiere decir que le va a dar un 1% de rentabilidad, con respecto a la inflación no es mucho, pero como elemento conservador puede ser ya un tema interesante. Esto quiere decir que habrá mucho inversor americano, principalmente, que ya no le merezca la pena el riesgo de la renta variable y se muevan a la renta fija, y ese movimiento lógicamente va a tener consecuencias en el comportamiento de la renta fija en general. También habrá movimientos de materia prima como puede ser el oro, que también es un activo refugio puede moverse al bono americano, con lo cual sí que puede haber cierto interés. Pero donde creemos que va a haber un mayor reflejo de la recuperación de la renta fija es en el crédito corporativo en rango de inversión, incluso si tengo que señalar un activo más concreto diría el crédito bancario subordinado; estamos hablando en algunos ratios de yields del 6%, increíbles para, en este caso, un sector como el bancario que se beneficia de la subida de tipos y que son capaces de trasladar los costes de inflación a sus clientes, y además tiene unos ratios de solvencia ahora mismo tremendamente buenos en cuanto a términos históricos. Lo que estamos viviendo ahora no tiene nada que ver con la crisis de 2008, la deuda bancaria está mucho más fuerte y mejor sostenida que entonces.

Estrategias de Inversión

¿Y qué ocurre con el crédito?

El crédito sí que creemos que está sobrecastigado. El crédito ya paga lo suficiente en el rango de grado de inversión como para ni siquiera tener que acercarte al rango más arriesgado de high yield, que era lo que se estaba haciendo antes en renta fija. Creemos que el bono de duración de 3,5 - 4 años ya está teniendo una recuperación importante y luego sobre todo te puedes enfocar en empresas muy saneadas en crédito corporativo bancario y está pagando muy alto, casi a niveles del punto peor del Covid en marzo de 2020. Invito por ello a todos a que hagan un ejercicio de memoria sobre lo que que sucedió después en el crédito y cómo corrió el crédito después con las yields tan disparadas como estaban en marzo de 2020.