Elena Armengot, senior sales de BNP Pariba Investment Partners, Patricia de Arriaga, subdirectora general de Pictet AM, Inés del Molino, director de cuentas de Schroders y Jesús Velasco Aín, sales JP Morgan AM, analizan las mejores oportunidades de inversión en fondos que observan para este año.


Inés del Molino, director de cuentas de Schroders
Fondos de reparto
son fondos de inversión tradicionales que están diseñados para que los flujos que se generan en la cartera, se repartan entre los partícipes. Dentro de estos fondos hay de renta variable, fija o mixtos. En Schroders hemos visto un aumento de la demanda en los últimos años en España. De hecho, en nuestra gestora, el fondo que más se ha distribuido ha sido uno de reparto.

Jesús Belascoais, sales executive JP Morgan AM
En JP Morgan llevamos años positivos en fondos de rentas, como los fondos Buy & Hold, que replicaban el comportamiento de un bono con una cartera de bonos. Cobrábamos el cupón y lo repartíamos entre los partícipes. Además, la bajada de los depósitos en España ha hecho que el inversor busque recibir rentas en otros productos, como los fondos de inversión. Nosotros vemos una gran demanda en fondos de reparto de renta mixtos globales.

Patricia de Arriaga, subdirectora general de Pictet AM
Los fondos de reparto nos gustan en Pictet si invierten en empresas sólidas, con dividendos sostenibles. En Pictet además ofrecemos un fondo de reparto que invierte en empresas de países emergentes que nos parece que ofrecen un potencial incluso más atractivo.

Además, también vemos buenas oportunidades en los fondos temáticos, que no son sectoriales, llevan incorporados varios sectores, invierten en grandes megatendencias o desarrollos que van a cambiar los modelos de negocio en los próximos 10-15 años. Apuestan por empresas que se van a beneficiar de cambios en el medio ambiente, infraestructuras, recursos escasos (agua, eficiencia energética, madera y agricultura), el crecimiento y envejecimiento poblacional, etc. Esto es una clara apuesta por un segmento de crecimiento de cara al futuro en empresas que no son de fácil acceso.

Elena Armengot, senior sales de BNP Pariba Investment Partners
En productos mixtos los fondos que más nos gustan son de bonos convertibles, con exposición a renta variable en torno al 509%. Frente a los fondos mixtos presentan la ventaja de la convexibilidad de la convertible que, en momentos de alza del mercado, los bonos convertibles incrementarán la exposición a renta variable y, en baja del mercado, el bono reducirá exposición a bolsa. Además, siempre tiene el perfil más conservador del bono y el cupón que sirve de colchón en caídas de mercado. Además, la duración es corta, lo que es positivo en un entorno de tipos bajos.

Además, también consideramos que los inversores deben tener algo de exposición a small caps, ya que han dado más rentabilidad en los últimos años que las grandes. El exceso de volatilidad de estos valores va a ser recompensado por la rentabilidad.