A medida que 2021 va llegando a su fin, ¿cuál es vuestra visión de la bolsa estadounidense?

En la superficie, y no solo de la bolsa americana, sino de las bolsas en general, 2021 va camino de ser un año muy bueno en rentabilidades y muy sólido, algo que viene un poco a continuar la senda del año pasado. Pero esto es en la superficie. Si miramos un poco por debajo está siendo un año bastante volátil en muchas áreas del mercado: en cuanto a estilo de gestión, en cuanto a sectores, en cuanto a zonas geográficas.. Por ejemplo el año empezó muy fuerte en el primer trimestre en la parte de value, para luego en el segundo trimestre pasar a ser más fuerte la parte de growth, el resto del año fue más mixto y en noviembre hemos visto un resurgir del growth. Por la parte de zonas geográficas, es verdad que la bolsa americana lo está haciendo muy bien, pero hay otras zonas como los mercados emergentes que se están quedando rezagados. También vemos esa dispersión en muchos sectores o incluso en los propios índices, por ejemplo en el caso del Nasdaq la rentabilidad está determinada por la rentabilidad de determinadas compañías dentro del índice. Si nos vamos a la bolsa americana en concreto, vemos que los riesgos que en un principio estaban teniendo en cuenta los inversores siguen estando ahí, como los cuellos de botella en las cadenas de suministros, la inflación, tapering, precios de la materias primas, Covid... Pero sin embargo parece que el inversor no les está dando gran importancia porque el escenario de fondo es que las economías siguen creciendo y los resultados empresariales siguen siendo fuertes, y eso es lo que está dando mucha solidez a la bolsa y a la rentabilidades.

En un año como éste, ¿qué estrategias usáis para navegar en este tipo de entorno?

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En un año como este en el que la foto es buena pero hay mucha volatilidad y mucho movimiento, nosotros estamos muy centrados en nuestro fondo AB Select Us Equity,  que es un fondo que invierte en bolsa americana de una manera "core flexible", lo que significa un fondo que se puede mover en los diferentes estilos de gestión (value, growth, etc.) de una manera muy flexible, una estrategia crucial para un año como este. Lo que hacemos en este fondo es buscar cuales son los drivers del mercado en el largo plazo pero gestionar mucho los riesgos en el corto plazo. Por otro lado, pensamos también que estamos asistiendo a un cambio de un paradigma económico importante, veníamos de años de bajo crecimiento y baja inflación y hemos pasado a crecimientos económicos más altos e inflaciones más altas también, y esto afecta a los distintos estilo de inversión o partes de mercado. En este sentido, en nuestro fondo la parte que tenemos invertida en growth no tenemos la parte de compañías hiper-growth porque vemos que las valoraciones son muy caras para nuestras estimaciones y, además, con este cambio de paradigma determinadas compañías pueden ser muy sensibles a ellos, por ello, en la parte growth preferimos estar en la parte de quality growth. En la parte de value, vemos que este cambio de paradigma nos ha abierto los ojos a que este estilo que el es el value puede tener un recorrido más consistente y más en el largo plazo, y tenemos parte de la cartera invertida en financiero o incluso energía en compañías de muy buena calidad a unos precios muy atractivos y que pensamos que se pueden beneficiar de este cambio de paradigma. Y en la parte más defensiva tenemos una parte de la cartera en el sector salud que vemos que en momentos por ejemplo de riesgo de mercado sobre todo por la parte del Covid nos ayudan a mantener la cartera muy estable. Al final, un fondo con una "estrategia barbell" en la que mezclamos diferentes estilos de gestión de una manera flexible, tranquila y mirando también en el largo plazo.

¿Y cuáles son los resultados del fondo?

Es un fondo que hace un par de meses cumplió diez años, es decir, ya tiene una historia importante que mirar. Es un fondo art. 8 SFDR que ahora tanto los inversores como las gestoras, compañías y el mundo en general están mirando. En este tema, tiene integrados los factores ESG a la hora de seleccionar las compañías en las que invertimos y le damos mucha importancia al engagement, es decir, a esa conversación muy activa con las compañías en las que invertimos para intentar mejorar todos los aspectos ESG. Por otro lado, es un fondo en el que, por su manera de gestionar, no pretendemos ser los primeros de la clase cada año sino que lo que buscamos son rentabilidades consistentes en el largo plazo y durante los distintos períodos, y eso lo conseguimos, siempre estamos en la parte alta en este sentido si nos comparas con nuestra categoría de fondos, y además lo hacemos de una manera más tranquila porque tenemos menos beta y menos volatilidad que la media del mercado. Si miramos otro tipo de métricas, como ratio de sharpe, alfa, etc., también estamos en esta parte alta de fondos dentro de nuestra categoría. Y por último el ratio de captura alcista de mercado vs bajista es muy bueno y atractivo y al final eso te transmite muy bien que es lo que busca el fondo y que es lo que hacemos: participar de los mercados alcistas pero de una manera tranquila y controlando mucho el riesgo. Es un fondo que este año es cuando más flujos de entrada estamos muy recibiendo por lo que es muy adecuado para un ejercicio como el que estamos viviendo.