“De la última reunión de la Fed se dedujo que la mayoría de sus miembros considera que ya no son necesarias más medidas de estímulo en EEUU”, indica Rafael Ojeda, analista de inversiones de Miramar Capital EAFI.


No obstante, “las dudas ahora vienen por otro lado: porque la crisis de deuda soberana europea sea más profunda de lo que es, o por la ralentización de la economía china que, sin duda, afectará a las exportaciones, y por la incertidumbre con Irán, pues una escalada del precio del petróleo sería perjudicial para EE.UU.”

En el ámbito macroeconómico, el experto destaca que “llevamos varios meses con noticias positivas, lo que está haciendo que las inversiones fluyan de Europa a EE.UU.”. En concreto, la semana pasada “sorprendió el anuncio de las peticiones de subsidio por desempleo semanales, que mostró que se está creando empleo, por una parte, aunque por la otra, también reflejó que, los que no tienen empleo, no lo piden”. Además, “los inicios de viviendas nuevas sorprendió a los mercados lo que, junto al crecimiento del sector inmobiliario, que está en máximos de 5 años, supone un acicate para la economía norteamericana”. Por otro lado, “el índice manufacturero de la Fed de Filadelfia subió a 10,2, frente al 8,5 previsto; está en máximos desde que comenzó el rally bursátil en octubre”. Esta semana tendremos que estar atentos a “índice de la actividad económica de la Fed de Chicago, solicitudes de peticiones de hipotecas, ventas de viviendas de segunda mano, peticiones de subsidio semanales y el índice de confianza de la Universidad de Michigan”.

“El dólar se ha mantenido débil de forma artificial para favorecer las exportaciones de EEUU, sin embargo, la deuda griega y la inestabilidad de los mercados europeos ha hecho que el euro se haya desplomado en las últimas sesiones. EEUU ahora ya no tiene necesidad de mantener al dólar débil, pues su economía está creciendo, y el euro tampoco puede seguir artificialmente caro, pues no se justifica”, dice Ojeda. Por tanto, “los precios se ajustan más a la realidad. No obstante, la crisis de deuda soberana europea seguirá y el petróleo continuará escalando, haciendo que el dólar se mantenga más fuerte”.

Apple ya superó los 500 dólares por acción e, incluso “algunos analista la sitúan entre los 580 y 600 dólares. Tiene productos en cartera para lanzar al mercado y se espera que, o reparta dividendo, ya que no tiene deuda, o realice un split, lo que generará calor al valor”. Además, otras compañías que han dado buenas noticias son “General Motors, cuyo aumento de los beneficios muestra cómo va la economía estadounidense; Abercrombie & Fitch, que ha abierto muchas tiendas fuera de EEUU; y Boeing, que ha conseguido el mayor pedido civil de aviones de la historia”.

Entre los resultados de compañías a seguir esta semana, destaca los de “Dell, H&P, JC Penney y Wall-Mart, que esperamos que sean atractivos”.

Por todo ello, el experto cree que “la tendencia alcista del mercado americano se mantendrá, a pesar de que los principales índices ya hayan subido desde octubre entre hasta un 13%”.