Los resultados a nivel interanual son peores "pero están superando las expectativas de los analistas", reconoce Damián Querol, director de análisis de Banco Gallego. "Se han estado reduciendo desde mitad del año pasado, han tocado suelo en cuanto a retroceso de crecimiento de los benéficos, y a partir de ahí estamos cambiando el sesgo a una perspectiva más positiva". Los resultados están apoyando y esto seguirá apoyando a los mercados de renta variable. Si los estudiamos en profundidad es que los márgenes empresariales siguen aumentando pero lo hacen por recorte de costes no porque aumente la línea de ventas. A partir de ahí vemos que “los márgenes pueden continuar en este sentido”.

La perspectiva tras las fuertes subidas ha sido muy importante “en un primer paso apoyada en las fuertes inyecciones de liquidez así como las medidas fiscales que se están tomando”. Medidas que se han ido trasladando a la economía real (…) y que “ha permitido que tanto los datos macro hayan mejorado sensiblemente en los últimos tres meses”. Y ahora queda ver a qué nos enfrentamos. Ahora el catalizador que nos queda en medio plazo son los resultados empresariales “si siguen siendo positivo podríamos ver los 3.000-13.150 puntos del Eurostoxx50”. No obstante seríamos más cautos en el medio plazo pues “las ayudas ya se han implementado, los márgenes han aumentado por la fuerte reducción de costes y entramos en una etapa en la que tendremos que ver cuál es el próximo catalizador”. Y uno de ellos es la liquidez. El hecho de que los tipos estén tan bajos “con una inflación tan baja hace que no sea rentable tener el capital en mercados monetarios”. A nivel macro “no vemos tanto recorrido, a nivel fundamental tampoco por lo que se podría ralentizar la subida de la renta variable”, reconoce.

Sin lugar a dudas. Tienen que mantener las medidas y ahora habrá que ver “qué estrategias desarrollarán para la salida de la crisis”. Después de haber inyectado tantos millones en el sistema financiero “si esa cantidad rotara podría provocar un sistema de inflación de primer orden”. Dado que el dinero no circula de una forma tan rápida está frenando esos posibles riesgos en el futuro. Quitar las ayudas de forma rápida podría asustar al mercado, a la liquidez y tendríamos que retirarnos del mercado. Querol recuerda que quitar la retirada de liquidez “es como una subida encubierta de tipos” porque es muy abundante.

Pero ¿Cuándo subirá la FED los tipos de interés? La compra de activos de la FED tenía que finalizar a finales de octubre – ya anticiparon que lo prolongarían hasta el primer trimestre del próximo año- por lo que tenemos varios meses en los que seguirán apoyando el crecimiento económico vía compra de activos. A partir ahí tendremos que estar pendiente de inflación y evolución tasa de paro “si ésta ralentiza su crecimiento con un repunte de la inflación, deberíamos ser muy cautos”. A partir del primer trimestre de 2010 será cuando comiencen a dar pistas sobre cuándo pueden comenzar a subir tipos”.