Javier Amo, director del Máster en Bolsa y Mercados Financieros del IEB, analiza la plataforma de fondos de inversión que tiene previsto lanzar BME durante el próximo año.
 
La entrada en vigor en su momento de MIFID supuso un paso adelante en el marco de relaciones entre clientes, aunque sigue habiendo impedimentos para la contratación de fondos de inversión por parte de particulares. ¿Cuáles son esos impedimentos?

MIFID lo que trago consigo es una evolución en el tratamiento que se dio con los clientes, pero no ha terminado todavía. Es un proceso abierto en el que todavía tenemos pendientes cambios como el tipo de retrocesión que va a estar permitida. Si va a estar permitida la retrocesión y demás. En cuanto a contratación de fondos existen dos plataformas muy especializadas que no cubren todas las posibilidades en este momento. Es decir, si eres cliente de un determinado banco puedes acceder a los fondos de ese banco o algún acuerdo de distribución que tenga. Entonces, lo que hace falta es que haya una distribución más universal de la industria de fondos de inversión, que es la segunda forma de ahorrar en el mundo detrás de los depósitos y que necesita mejorarse en ese acceso a las distintas gamas de inversión que puedan ofrecer distintas gestoras.

Recientemente se ha hablado de la plataforma de fondos de inversión que pretende lanzar BME. ¿Qué ventajas trae con respecto a la competencia?

Supongo que desde un punto de vista de mercado la plataforma de BME no viene a competir sino a complementar la gama de ofertas. Es decir, es una plataforma absolutamente neutral y que pretende llegar a una serie de personas que por razones obvias no pueden acceder a las plataformas actuales. Pero creo que la filosofía está en complementar y no en competir.

Uno de los puntos que se incide es que a través de la plataforma de BME se podrían pagarán menos comisiones. ¿Por qué?

El sistema actual está muy basado en las retrocesiones. Una plataforma de estas características estoy seguro que no va a contemplar retrocesiones. Llevará los gastos inherentes de una operación bursátil. Con lo cual los aranceles y corretajes que pongan el propio bróker y lo que no está decidido es quién lo va a pagar, el coste de estar listado en esta bolsa etc. Es un proyecto que está en sus primeros pasos y no vemos en este momento claro cuáles van a ser los gastos definitivos, pero empíricamente parece que se van a limitar los costes de brokerage propios de los que te puede cobrar tu bróker normal por comprar unas acciones de Telefónica, Santander o lo que sea.

Hay muchos flecos por hacer, pero… ¿cómo va a ser la contratación? ¿Cómo sucede con los ETFs a través de la plataforma?

La verdad es que los ETFs son fondos cotizados y puedes hacerlo a través de tu bróker. Creo que esto va a ser un mercado más específico. De hecho ya se pueden comprar SICAVs. Pienso que esto va a ser una ampliación, un sobremercado distinto al que son las acciones muy especializado en los fondos de inversión que tendrá una mecánica casi similar al de los ETFs pero con las particularidades propias de los fondos de inversión como pueden ser los traspasos y fiscalidad, los nueve céntimos decimales de los asset value de los fondos… Tendrá sus particularidades. Supongo que van a hacer un mercado paralelo al mercado actual de acciones, como puede ser el Maf. Un mercado específico dentro de la gama de mercados alternativos y no alternativos que ofrece BME.

¿Cómo lo harán a través de los brókers? ¿Será necesario intermediar a través de un bróker o al final esta plataforma tiene pensado a futuro actuar como brokerage?

En principio creo que tenga previsto la sustitución y actuar como brokerage. Simplemente va a ser una plataforma de contratación en la que las gestoras interesadas cotizarán sus fondos para que pueda acceder gente, pero no creo que esta bolsa tenga prevista la sustitución en ningún bróker como no lo ha hecho ni en los ETFs, ni en el Maf ni en una serie de mercados alternativos.

¿A qué tipo de gestora les va a venir bien este lanzamiento? A las más grandes, a las más independientes…

Esto al final depende de tu red de distribución. Si no tienes red de distribución propia, necesitas acceder al mercado a través del mayor número de puertas posibles. En ese sentido no están las bancarias, porque tienen sus propias redes de distribución pero supongo que los bancos siempre tienen fondos estrella que le gustará que lleguen a otros clientes aparte de los suyos propios. Pero las dos que parecen más lógicos en su cotización en este mercado serían las gestoras independientes sin una red de distribución propia, y las gestoras extranjeras, que la única posibilidad que tienen de vender su producto es a través de la comercialización con bancos específicos que les cobran su comisión de comercialización. Por tanto, las dos que parecen más obvias de primera implantación van a ser las gestoras extranjeras y las independientes.

¿Cómo impactará en el sector de las EAFIS?

El mundo de las Eafis creo que está por definirse. Es un mundo especialmente complicado. El concepto de Eafi engloba unas estrategias radicalmente distintas. Desde los puristas que no admiten una sola retrocesión hasta algunos que son prácticamente agentes de otra entidad que ejercen como Eafis que viven de las retrocesiones. Lógicamente este mercado no va admitir retrocesiones y por tanto afectará a las Eafis que quieran funcionar de una determinada manera. A las Eafis les va afectar mucho más que este mercado, que puede ser algo marginal de cómo acceder a determinados productos, la decisión que se adopte con respecto a la implantación futura del MIFID con respecto a retrocesiones sí o no.

¿Hay una fecha prevista para el lanzamiento de esta plataforma?

Supongo que esto habría que preguntárselo a BME. Creo que muchos de los problemas operativos se han solucionado con los ajustes que ha tenido que hacer BME ante el nuevo sistema de liquidación y por tanto mi esperanza, basado en esperanzas, es que en el primer semestre del 2017 esté en vigor la plataforma.