Actualmente existen muchas ventajas para invertir en small&mid caps a pesar de que la rentabilidad haya sido bastante buena estos últimos años. Tienen todavía un potencial importante, una de las ventajas es el número de compañías en las cuales se puede invertir. El universo de las small&mid caps de la zona Euro cuenta con más de 2000 valores.


Por ejemplo, si uno quiere invertir en los mercados emergentes a través de valores europeos, se puede hacer a través de compañías small&mid caps mucho mejor que a través de las big caps, porque las big caps tienen una exposición distinta: un 50% europeo, un 30% U.S y el resto en mercados emergentes. Pero en las small&mid caps se puede tener una exposición del 100% a mercados emergentes. En realidad, para cualquier tema se podría invertir a través de las small&mid caps.

Pero lo más importante es el hecho de que sea un universo de crecimiento. En un entorno de bajo crecimiento, especialmente en los países desarrollados, todo el mundo está buscando altos niveles de crecimiento, y las small& mid caps ofrecen este aspecto, porque hay algunas small&mid caps que empiezan a ser big caps.

El mayor riesgo será el riesgo de liquidez pero será también una oportunidad, porque algunos valores sufren de un sell-off muy importante, y si se conoce muy bien la calidad y los fundamentales de la compañía es una oportunidad invertir en estos valores. Así el tema de la liquidez, para un experto en las small&mid caps es una oportunidad para sacar beneficios.

Ante todo, Alemania y Francia representan el 50% del universo small&mid caps. Esos dos países generan un estupendo caldo de cultivo para las small&mid caps. Eso explica por qué el fondo está muy invertido en esos dos países. En comparación con los otros países, como Grecia, Irlanda o España, Alemania y Francia ofrecen una cierta estabilidad y buenos fundamentales para la economía. Alemania se beneficia del crecimiento de los mercados emergentes gracias a su perfil industrial y la sobre ponderación de Francia se explica porque conocemos muy bien a las empresas locales.
Estos dos países representan un 50% de la cartera, igual que en el universo.

Actualmente estamos invertidos en dos valores principales que representan una inversión estratégica. El primero es Prosegur y el segundo Viscofan. Como ya se sabe, aunque España se estabiliza, lo que queremos con las compañías españolas es tener exposición a America Latina, y tanto Prosegur como Viscofan tienen una muy buena posición en los países de America Latina para beneficiarse del crecimiento internacional. Lo que nos gusta es que ofrecen una situación de oligopolio y un gran poder de fijación de precios.

No existe un perfil especifico de cliente, family office, fondos de pensiones, todo tipo de inversor. Nosotros aconsejamos tener un horizonte de inversión a medio plazo, entre 3 y 5 años. Es más una cuestión de horizonte de inversión que de tipo de inversor.

Para mí hay dos explicaciones, la primera es que el crecimiento mundial viene de los mercados emergentes. Estos mercados están viviendo su revolución industrial y para eso necesitan materias primas, petróleo, acero, todo ese tipo de actividades serán importantes para su demanda domestica. La otra explicación es que los bancos centrales están imprimiendo dinero al mercado. Resulta que las divisas valen menos y que los activos reales se valoran más. Por eso vemos un aumento en la valoración de las materias primas.

El estilo de la cartera es un enfoque stock picking. Elegimos compañías a través de un enfoque fundamental cuando están bien posicionadas en el segmento. Ofrecen crecimiento, tienen un buen balance, y después muchas entrevistas con la gestión. Cuando invertimos en una compañía, la visitamos sobre una base trimestral, la seguimos y la controlamos diariamente.

Esperamos un rally de fin de año debido al rendimiento de esta clase de activo en comparación con el rendimiento de los bonos del Estado o de la renta fija corporativa.

Actualmente es muy interesante invertir en renta variable porque tenemos una mejor visibilidad de cómo van a actuar los bancos centrales y del comportamiento del crecimiento mundial. Eso ayudará la renta variable y lo que opinamos nosotros es que el final de año será muy provechoso tanto a la renta variable como para el Groupama Avenir Euro.