Estos días estamos asistiendo a un deterioro de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China, lo cual no sería muy relevante sino fuera porque se trata de las 2 economías más grandes del planeta.

Por un lado los americanos acusan a China de mantener un excesivo superávit comercial entre ambos, no tener una economía abierta y carecer de una adecuada protección de la propiedad intelectual, por lo que han puesto en marcha una subida de las tasas arancelarias por importe de unos 50.000 millones de dólares  que han dado en llamar BEAT (base erosion anti-abuse tax), a determinados productos sectores, entre ellos el del acero, a lo que las autoridades chinas respondieron inmediatamente igualando la subida arancelaria en otros 50.000 millones de dólares, tras lo que el presidente Trump solicito un informe para elevar aún más, hasta 100.000 millones de dólares el arancel a las importaciones chinas.

De momento parece que por el lado chino empezamos a ver algo de cordura, ya que ha sido el presidente chino Xi Jinping el que ha dicho que estudiaran abrir algo más la economía china en sectores como por ejemplo el automovilístico, donde las empresas extrajeras tienen limitaciones ya que para poder establecerse en el país lo han de hacer de la mano de un socio doméstico.

Pero ¿que puede ocurrir si no se consigue llegar a ningún acuerdo y volvemos a asistir a la escalada inicial en la que primero los americanos, luego los chinos y así sucesivamente, ¿podría darse el caso de que china se pusiera a vender títulos de deuda pública americana?

Hombre, la verdad es que todo es posible, pero sería interesante ver cómo afectaría dicha medida.

  • Lo primero es tener en cuenta de que importe estamos hablando, aquí podemos destacar que mientras que china tenía en su balance un importe de 400.000 millones de dólares de deuda pública americana en el 2007 en la actualidad tiene al menos 1.168 millones de millones y digo al menos por que como se puede ver en la tabla 1, países como Irlanda y sobre todo Bélgica son tenedores de un importe muy significativo de deuda pública americana , la cual en realidad podría ser de propiedad china, pero depositada en esos países. Esto supone aproximadamente el 18,7% de las tenencias de bonos de deuda pública americana en manos de no residentes y el 5,7% del total.
  • Además si miramos a China vemos que tiene distribuidas sus reservas de manera muy semejante al peso de cada economía, por lo que el volumen de sus reservas en activos en dólares, es aproximadamente de un 64%, como se indica en el grafico 1, además en el gráfico 2, podemos ver como mantiene constante el porcentaje de reservas que destina a la compra de bonos de deuda pública americana a lo largo del tiempo.
  • También es importante entender el porqué de esta enorme concentración de reservas en la divisa americana y aquí nos encontramos que este es el mercado más grande y más liquido del mundo, aparte de ser ahora mismo el que más renta, ya que si miramos a las rentabilidades que devengan cada una de las distintas jurisdicciones, no hay color, por lo que prescindir de los Treasuries sería un problema enorme para China, a la cual no le sería fácil reemplazar estos activos.
  • Otra cosa a tener en cuenta es que la compra de deuda pública americana se usado como mecanismo para intervenir en el mercado de divisa, por lo que una venta masiva de estas referencias haría muy difícil mantener la cotización de las mundiales estables y sobre todo tendría un efecto demoledor en el Yuan chino.

Tabla 1

 

 

Gráfico 1

 

 

Gráfico 2

 

 

Por todo lo anterior no creemos que esta medida pueda ser una posibilidad real, aunque lo que si vemos más probable es una reducción en el ritmo de compras futuras, en un momento tan complicado como el actual, donde el país está metido en una expansión fiscal, de unos 150.000 millones de dólares, a pesar de su elevado nivel de déficit y además los bancos centrales de sus otros acreedores, como son los inversores europeos y japoneses están marcando un camino de reducción de estímulos. (Ver: Programa práctico de inversión y trading para el particular)

En cualquier caso si esta medida se adoptara lo que parece claro es que no se haría de manera descontrolada, ya que si no sería un caos en el cual la primera perjudicada sería China, por lo tanto si se hiciera de manera controlada sus efectos serían algo parecidos a la reducción de balance que está llevando a cabo la reserva federal donde se estima que los efectos podrían ser similares a cuando se puso en marcha el programa de compras, pero al revés, es decir si estimamos que por cada 100.000 millones de dólares de compra el tipo del 10 años americano se redujo en un 0,058%, tal y como se puede ver en la Tabla 2 y teniendo en cuenta que el montante total de bonos a vender por parte del banco central chino sería de entre 1,2 Billones de dólares, (Trillions en formato anglosajón) y 1,5 Billones, nos daría una ampliación del bono del entorno de 0,696/0,87%

Tabla 2

 

 

En cualquier caso a falta de unos estudios pormenorizados podríamos afirmar que lo más afectado sería la divisa y no nos olvidemos de la bolsa, ya que las expectativas de crecimiento se verían mermadas, cosa muy negativa para la bolsa y además si hacemos el mismo ejercicio anterior de ver como se comportó en las compras por parte de la FED podemos observar que esta fue realmente la más beneficiada de esta expansión cuantitativa, como podemos observar en el gráfico 3

Gráfico 3