“El ataque a los 11.000 puntos con los que la renta variable comenzó el mes de agosto era bastante difícil de superar, lo que unido a que la mayoría de los inversores institucionales está de vacaciones así como los clientes que ven sólo de refilón como esta la cotización de sus principales inversiones… hace que impere la falta de volumen y por tanto que caigan los mercados”, reconoce Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners.
Las dudas que se viven en los mercados tienen un foco de atención: los datos macroeconómicos, sobre todo los que llegan desde Estados Unidos donde la recuperación económica vuelve a ponerse en duda. Y es que como asegura Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners, las cifras están siendo mixtas. No obstante, a la espera de que el próximo viernes se de a conocer el PIB de EE.UU., esta experta prevé que “se den datos en torno al 2%, cifras que se quedan cortas si se compara con trimestres anteriores, pero ya la FED ha tomado las medidas y ha puesto programas de liquidez para reactivar el crecimiento que se basa en el consumo”.

Pero si hay una economía que destaque por su fortaleza es la alemana. El país presidido por la canciller Angela Merkel ha registrado un crecimiento del 2,2% impulsado por las exportaciones, sin embargo muchos expertos aseguran que este crecimiento no es sostenible. En este contexto, esta analista reconoce que “las políticas que se han tomado en Alemania, opuestas a las de España, a los alemanes les están funcionando”. Hay que recordar -continúa- “que Alemania implantó un recorte drástico de recorte público, había que hacer un esfuerzo ya que durante años se había vivido por encima de las posibilidades”. “Es de admirar que durante la crisis, Alemania no ha destruido empleo, su economía cayó un 4% la mayor después de la II Guerra Mundial pero apenas se perdieron puestos de trabajo”, señala. Esto permite, explica Pérez Frutos, “que la economía suba y que se empiece a generar empleo. Esto es lo que no tenemos en España y lo que no vamos a conseguir si no se toman medidas más severas”.

Sin embargo, desde Dracon Partners reconocen que Alemania ha crecido por un euro débil y que ha apoyado mucho las exportaciones alemanas y ya los americanos están “enfadados” porque sus productos no son tan atractivos”. “El nivel del euro no puede estar en niveles de 1,30 unidades, se tendría que acercar a niveles de 1,22 donde alemana no sufriría en el tema de las exportaciones”, apunta.

En el ámbito empresarial, uno de los sectores que peor se comporta en estos momentos es el bancario. Tras la publicación de los test de estrés, “ha quedado fuera de duda la solvencia de nuestros bancos por lo que no están justificados los precios objetivos tan bajos”. Pero el crédito en España sigue estando congelado. “Es verdad que tanto BBVA como Santander la mitad d sus ingresos la obtienen del extranjero. Pero se necesita que la parte española funcione”, apunta esta experta. Por otra parte -continúa- “los bancos locales, aunque tienen buena solvencia, tienen totalmente paralizado su nuevo negocio”. Es por ello que, aunque ya no estamos en el peor de los escenarios, tampoco podemos pensar que vamos a ver una recuperación del sector. No pensamos que sea una buena opción aunque estén a precios bajos”.

Agosto suele ser un mes tranquilo en lo que respecta a movimientos y este está siendo una excepción, se reactivan las operaciones de fusiones y adquisiciones, lo hemos visto dentro del sector tecnológico en EEUU y en el constructor en nuestro país. Pérez descarta que se produzcan este tipo de operaciones dentro del sector financiero, aunque “no extrañaría que Santander siga con su vorágine de compra en el exterior”. “Pero si se podrían ver más movimientos en otras áreas, lo que dinamiza el mercado. Parece que todo vuelve a la normalidad, pero las fusiones solo se pueden producir con el apoyo de los bancos y si no dan créditos no habrá movimientos”, detalla la experta.

Recomendaciones

Con septiembre a la vuelta de la esquina, muchas de las compañías cotizadas pagarán dividendo. Desde Dracon Partners consideran que “comprar por dividendo puede resultar interesante sólo para las personas más conservadoras, pero no hay que olvidar que lo que el valor pueda subir o bajar en un par de sesiones puede echar por tierra el dividendo, por ello solo si somos muy prudentes y pacientes podemos justificar apostar a través de dividendo”.

Por ello, Pérez Frutos considera que “podemos empezar a fijarnos en compañías que aún no han subido, descartaríamos a las constructoras pero sí nos fijaríamos en Ferrovial”. Tambien Inditex puede ser una apuesta muy segura. Dentro de las compañías de mediana capitalización podríamos céntranos en Técnicas Reunidas o Grifols, sobre todo si el mercado comienza a recuperarse”.