Repsol ha sido, sin duda, una de las compañías claves de la semana. Esta petrolera, según Gisela Turazzini, co-fundadora de BlackBird Group, “siempre ha sido una de las compañías más injustamente tratadas del Ibex 35”.


Uno de los motivos de este desfavorable trato es “que Sacyr, uno de sus mayores accionistas, tiene toda su participación a crédito, lo que genera incertidumbre y, por otro lado, YPF siempre ha supuesto un riesgo país para la petrolera española. Actualmente Repsol está en niveles de pérdida del 16,80 y esto nos puede situar en los 14,50 euros”. No obstante, “creemos que el precio objetivo está en los 19 euros. Además, ya está descontada la nacionalización de YPF en su precio y hay que tener en cuenta el negocio que Repsol tiene en Brasil”, indica la experta.

El nivel clave para el Ibex 35 son los 7.000 puntos. “Si vemos un rebote en esta zona, podríamos llevar a cabo una estrategia de Trading a 2 ó 3 días, a más largo plazo no”.

La divergencia entre el mercado americano y el español es histórica: “mientras en EE.UU. el S&P 500 está cotizando a niveles máximos 2007, el Ibex 35 cotiza en niveles mínimos desde marzo de 2009”. Sin embargo, “el S&P 500 podría cambiar de tendencia de aquí a 6 meses. Ya ha comenzado la corrección y podríamos tener un claro patrón de giro en otoño”, dice Turazzini.

“La única manera de que haya crecimiento en España es que el mercado laboral recupere niveles de anteriores épocas. Sin embargo, hay una gran austeridad por parte del gobierno, la economía doméstica está endeudada. La única forma de que crezcamos es con la reforma financiera, una reforma que a la larga puede provocar que salgamos del bache”. No obstante, Turazzini reconoce que “las inyecciones de liquidez que el BCE ha dado a los bancos no han salido a la calle, con lo que no sirven de nada”.

A pesar de la tendencia bajista de nuestro mercado, “hay compañías que siguen siendo alcista, como Mapfre, IAG e Inditex: en el caso de Mapfre, compraríamos en 2,20 euros y colocaríamos el stop en 2,10 euros; en el caso de IAG, compraríamos en 2 euros y colocaríamos stop loss en 1,90; compraríamos Inditex en 68,60 euros, con stop en 68. Los stop loss son muy ajustados porque la incertidumbre del mercado”.