Ana Rafels, socia de Bolsacash, observa que el Ibex 35 “desde principios de 2010 ha formado una serie de máximos y mínimos decrecientes y, tras la reacción alcista que tuvo a principios de junio, comenzó otro nuevo movimiento bajista “.
IBEX 35
En el corto plazo, “el movimiento bajista del último mes deja al Ibex 35 en la tesitura de intentar atacar el 61,8% del movimiento bajista precedente. Las primeras muestras de estabilidad se ven al atacar la zona de los 10.100 puntos, por lo que la zona de 10.100-10.321 puntos podría ser considerada como zona de neutralidad y decisión”.
“Si rompe los 10.200, podría ir a atacar los 10.300 y los 10.500-10.600. Por el contrario, si agota esta reacción alcista en los 10.200, podría ir a ver los 9.880, los 9.600 e incluso los 9.200 y 8.600 puntos”.

EUROSTOXX
“El índice Eurostoxx mantiene una estructura alcista que comenzó en mayo”, dice Rafels, quien indica que “la zona de los 2.700-2.900 puntos es una zona de traslación lateral que podría ser aprovechada para hacer trading agresivo y sólo abriríamos posiciones alcistas superados los 2.900 y, para abrir cortos, deberíamos esperar a la ruptura de los 2.700 puntos”.

DAX
“El Dax no deja de marcar máximos al movimiento alcista que iniciaba en marzo de 2009, lo que confirma la fortaleza del índice germano”. “Para abrir posiciones largas deberíamos esperar a que se produjera la ruptura de máximos precedentes en los 6.694 y, por el contrario, para abrir cortos, deberíamos esperar a romper los 6.495 puntos, lo que llevaría a perder el 50% del impulso alcista”.