No desvela su precio… pero "Iberdrola vale mucho". Así lo asegura el presidente de la compañía vasca, Ignacio Sánchez Galán, quien sin querer hacer hincapié en el conflicto que aún continúa con su principal accionista ACS y su deseo de formar parte del Consejo de Administración, asegura que la única forma de hacerse con el control de Iberdrola será “lanzar una OPA al 100%, en metálico y se respetará lo que decidan los accionistas”. Unas declaraciones que llegan después de que Galán diera las claves sobre el nuevo plan de inversiones con el que pretende destinar 18.000 millones de euros hasta 2012 para materializar sus proyectos de expansión internacional y energías renovables.
Pocas declaraciones ante la petición de ACS de contar con un miembro en el Consejo de Administración de Iberdrola. Y es que parece que incomoda toda pregunta relacionada con este escenario, por ello, Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, se limita a responder que, “aunque Residencial Monte Carmelo, sociedad participada al 100% por ACS, haya solicitado ser miembro del Consejo de Administración de Iberdrola, todo queda en manos de la justicia pues se han solicitado diversos informes económicos y dictámenes jurídicos sobre la existencia de un conflicto de competencias entre ambas compañías. Como reitera Galán, hay evidencias claras de que las dos empresas mencionadas “son competidoras reales en numerosos mercados y han rivalizado en licitaciones tanto nacionales como internacionales para la prestación de servicios y la realización de proyectos”.

Ante la pregunta de qué necesita ACS para poder sentarse en el Consejo de Administración, Galán se ha referido de forma general a que “las puertas están abiertas a que todo el que quiera lance una OPA al 100% por Iberdrola, eso sí, en metálico, y que sin lugar a dudas tendrá que ser aceptada si así lo considera el conjunto de los accionistas”. No obstante, Galán elude hacer más referencias y focalizar sólo a un accionista (refiriéndose a ACS) cuando Iberdrola tiene cerca de 450.000 accionistas”.

Inversiones: retos para el futuro

Lejos de querer entrar en más detalle sobre la controversia Iberdrola-ACS, todos los esfuerzos del presidente de la compañía vasca han estado encaminados a destacar el nuevo plan de inversiones. “Durante 2010 y hasta 2012 el trabajo irá encaminado a ratificar el liderazgo internacional logrado mediante la consolidación de la integración de las nuevas compañías del Grupo y el impulso al crecimiento futuro basado en la promoción de proyectos energéticos sostenibles y de alto valor añadido”.

Iberdrola tiene previsto invertir 18.000 millones de euros hasta 2012 para materializar todos sus proyectos de expansión interenacional, iniciado en 2007 con la asquisición de ScottidsPower y Energy East (luego renombrada Iberdrola USA) y el desarrollo de renovables por todo el mundo. Pero ¿cómo será el reparto por mercados? Estados Unidos recibirá cerca de 7000 millones de euros, lo que supone el 39%, a Reino Unido se destinarán 4.500 millones de euros, el 25%, mientras que a España llegarán algo menos, 4.300 millones de euros (el 24%). No obstante, es precisamente en nuestro país donde continuarán potenciando las compras a los suministradores. Además, Galán ha reafirmado su compromiso de seguir apoyando al País vasco, donde se localiza la sede social de Iberdrola y “donde contribuye ya al 2% del PIB de la Comunidad”.

Pese al difícil entorno económico, Sánchez Galán reconoce que mantienen “el objetivo de crecer en negocios básicos así como aumentar la retribución al accionista que se llevará a cabo minimizando los riesgos y reforzando la solidez del balance, con ratios financieros que permitan mantener la calificación crediticia “A”. Además -añade- “Iberdrola obtendrá un 70% del Ebitda de los negocios regulados –redes y renovables-, frente al registrado actualmente que se sitúa en el 64%”.

No habrá desinversiones

“Iberdrola seguirá siendo fundador y proveedor de Gamesa, compañía con la que dependemos con el 70% de los aerogeneradores”, explica Galán. Además, “Gamesa está siguiendo los pasos de Iberdrola, ya ha entrado en Estados Unidos y Reino Unido está entre sus próximos planes”. “Gamesa es un proveedor destacado a nivel mundial”, apunta el presidente de Iberdrola, al mismo tiempo que reconoce que no quieren “dejar la sapiencia en manos de terceros”.