Durante mucho tiempo se ha dicho que la salida de la depresión iba a ser muy lenta, con falta de creación de empleo y altibajos “y es lo que estamos viendo”, admite Miguel Ángel Bernal, profesor de la Fundación de Estudios Financieros. Unas aceleraciones que se prudcen por el déficit público pues mientras llegan los paquetes de ayuda a la economía, éstas crecen y cuando se agotan, se desacelera.

Respecto al nuevo plan anunciado por Barack Obama para generar empleo, Bernal afirma que en estos momentos se están poniendo sobre la mesa las dos teorías de política que hay: keynesiana y monetaria. El tipo de interés nulo que tenemos, tanto en Estados Unidos como en Europa, “es una vía que está agotada”. Aparte se ha actuado vía insuflar dinero “lógicamente dentro de su canal de distribución: bancos, cajas de ahorro, operativas rurales con el problema de que no sale de ahí”. Hay medidas que hablan de seguir incrementando déficit público pero “cuando tenemos casi un 120% de ratio, asusta”. Este experto reconoce que hay una pugna entre el pensamiento económico y los mercados financieros “pero la premisa fundamental es que si el déficit público genera empleo y éste es estable, la forma de actuación es válida en cualquier momento”.

Subidas de tipos las podemos empezar a ver en noviembre-diciembre de 2011 “y no creo que antes del verano ninguna de las economías nombradas vayan a subir tipos”. Eso mientras países “que son productores de materias primas, como Australia o Canadá ya han comenzado a elevar el precio del dinero”.

Europa ahora tiene tres velocidades: Alemania y sus satélites “que mientras sigan vendiendo a China funcionan”. La segunda velocidad es la Francia y de otros países como Italia “que están parados porque sus relaciones comerciales son con los países desarrollados”. Y por último estarían los periféricos “Irlanda, Portugal, España o Grecia, países con problemas de déficit y generación de empleo”.

 


En el sector financiero europeo, Bernal considera que sigue comatoso. No tiene necesidades de nuevas entradas de dinero “pero presenta una situación delicada”. Se ha empezado a hablar también “de las cooperativas rurales”: Los alemanes están mal “pues sin meter la deuda pública han salido peor que los españoles, y la mitad de la deuda pública emitida por Grecia la tienen las entidades alemanas, como la de Ucrania o Rumanía”. Un hecho que se produce porque mientras las entidades españolas encontraron su riqueza con el ladrillo, Alemania diversificaba su dinero a los países que ahora están en una situación complicada. Este experto indica que el dato del Euríbor muestra que las entidades comienzan a prestarse dinero entre ellos “lo que muestra que, aunque no están tan bien, tampoco están tan mal como se había pintado”.

En su análisis por tipo de activo:

Mercado monetario: no dan ni la inflación.
Renta fija: los fondos de inversión siempre y cuando no tengan mayoritariamente deuda pública periférica sino que tengan renta fija privada. No recomienda High Yield porque ha tenido este año un rendimiento explosivo.
Renta Variable: olvidando emergentes y no emergentes. Hoy en día hay que invertir en países, mercados y sectores que tengan materia prima “porque China se come toda la materia prima que haya y más”. El sudeste asiático perfecto. El sector tecnológico ya ha pasado su calvario “y se encuentra muy bien” mientras que en bancos tendría mucho cuidado “porque los ratios que tienen algunas entidades están bastante bien valorados”.

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar