A pesar de la gran volatilidad del mercado durante este año, los fondos que se benefician de ésta no lo reflejan en su cotización, la razón es que “llevan a cabo diferentes estrategias para aprovechar los movimientos bruscos de volatilidad, pero muchas veces no son operativas de direccionalidad de la volatilidad, si no, de arbitraje que no reflejan lo que esperamos”, explica Ángel de Molina Director de Análisis de Tressis.

Con respecto a los fondos de autor, el experto comenta que “es importante tener en cuenta el autor y los fondos seleccionados para tener presente a lo que están apostando y su reconocimiento. Aquí la selección juega una baza vital y hay que ser conscientes de las posiciones que toman, como miden los riesgos, etc. En definitiva, con un proceso riguroso de análisis podemos ver que nos aportan un extra de rentabilidad”. Destaca “fondos de renta fija de autor, como el gestionado por Bill Gross, Pimco Total Return, o el de Michael Hasenstab, el Templeton Global Bond Fund, o el Templeton Global Return”.

Los fondos de coronas noruegas o suecas, calificados de refugio, “pueden darnos rentabilidad por la renta fija y aprovecharnos de sus divisas, pero hay que ser conscientes de que las divisas aportan volatilidad a las carteras que nos puede perjudicar si no sabemos llegar a tiempo”.

Para obtener un retorno absoluto el experto aboga por “la direccionalidad, la diversificación y activos que actúen en sentido contrario a los movimientos del mercado, por ejemplo, activos que se beneficien de los movimientos al alza de la renta variable y, al mismo tiempo, activos que nos defiendan de las caídas”.

De Molina cree que es momento de “buscar carteras que nos puedan proteger renunciando a la apreciación de los mercados principales de renta fija y variable”. En concreto, apuesta por los fondos “Carmignac Patrimoine, Pimco Global Multi-Asset, Templeton Global Bond Fund, Legg Mason Western Asset Global Multi Strategies”.