Jorge Díaz San Segundo, responsable de Desarrollo de Negocio de Groupama AM, analiza la inversión socialmente responsable (ISR).

Las estrategias de inversión socialmente responsable llegaron a generar en 2014 rentabilidades de doble dígito en los índices tanto de Europa como de países emergentes. ¿En qué consiste?
Consiste en integrar en nuestros procesos de gestión y análisis activos que responden a tres criterios:
-Gobierno corporativo: configuración de los consejos de administración, su remuneración, la trasparencia en la toma de decisiones de la empresa
- Social: mide la relación de la empresa con sus empleados y proveedores
- Medio Ambiente: empresas que respetan el medio ambiente
Hay distintas formas de implementar estos pasos en nuestra inversión. El más fácil sería la exclusión, es decir, no invertir en empresas que no cumplen con estos criterios, por ejemplo, empresas que fabriquen minas antipersona, alcohol, drogas, etc. el grado final sería integrar empresas que responden íntegramente a los pilares mencionados.

¿En qué grado de integración de la inversión socialmente responsable estamos en España?
Aproximadamente el 80% de la inversión socialmente responsable que se hace en nuestro país responde a la exclusión, el primer grado. El 93% de la inversión socialmente responsable viene por la pata institucional y el cliente retail tan sólo supone el 7%. Además, dentro de la inversión institucional, el 80% viene de planes de pensiones, que es la figura que más fuertemente está implementando esta inversión.

¿Esta diferencia entre los inversores retail y los institucionales es debida a la dificultad de acceso a productos de inversión socialmente responsables?

Sin duda. El acceso de un cliente retail a estos productos es complicado debido a que nuestro país sigue muy bancarizado y en las sucursales bancarias seguramente se desconoce que tienen estos productos y porque se mueven en una gama de 15-20 fondos recomendados. Por esta vía lo va a tener complicado el retail. Sin embargo, últimamente se han creado estructuras para acceder a estos productos: por un lado se han creado fondos de fondos con temática ISR; también hay entidades que están lanzando carteras gestionadas ISR, creando varios perfiles adecuados a todas las tipologías de inversores (renta fija, renta variable, combinaciones...).

¿Cómo integran la inversión ISR en sus fondos de Groupama AM?
Nosotros lo integramos de forma “best in class” con integración, es decir, que en función del tipo de activo que sea, analizamos la compañía en función de las variables ISR y le asignamos una nota en función del grado de cumplimiento de estos parámetros. Así, elegimos el 40%más alto de nota para cada sector. Una vez hecho esto, lo integramos en la parte financiera. No nos limitamos, si no que añadimos un plus a la inversión financiera clásica.

#t=10m33s
¿Qué fondos socialmente responsables ofrece Groupama AM?
- Euro Capital Durable, de renta variable zona Euro. Tiene un track record de 14 años. Partimos de 600 compañías a las que aplicamos los criterios ISR y luego seleccionamos las que mejor nota reciben.
- Groupama Credit Euro ISR, que invierte en renta fija corporativa zona Euro. Dividimos en cinco quintiles y nos quedamos los con los cuatro primeros, infraponderando el cuarto.
- Groupama Etat Euro ISR: invierte en renta fija gubernamental de la zona Euro. Analiza Estados por criterios socialmente responsables. Es el más complicado de los tres.

¿Cómo se puede saber si un producto financiero o una compañía son socialmente responsables?
En España esto va más lento que en otros países, aunque podríamos ver si la compañía ha firmado los pactos PRI (Principios de Inversión Responsable) de las Naciones Unida. En Francia la empresa Novetic da un sello garantizando las empresas socialmente responsables.

En España se ha avanzado en los planes de pensiones, que tienen que especificar en su política si aplican algún tipo de inversión socialmente responsable.

¿Qué porcentaje de la cartera creen que sería óptima para ser socialmente responsable?
En la medida de lo posible, todo lo que se pueda si se hace bien, pues no aminora la rentabilidad e incorpora información adicional. De aquí al futuro este tema cada vez tendrá más peso en la sociedad. Además, a medio y largo plazo creemos que el mercado va a penalizar a las compañías que no tengan una política correcta en los pilares socialmente responsables.