En unm momento  en el que todas las miradas están puestas sobre Grecia, y el mercado de bonos, Olivier de Berranger, gestor de Arty de Echiquier visita el plató de la Bolsa de Madrid para hablarnos de sus perspectivas en el mercado de renta fija y el impacto de las distintas variables. 

¿Cómo ve los mercados en este momento?
Creo que es bastante normal que tras este comienzo de año tan fuerte veamos debilidades en todos los mercados europeos. Es normal que se produzca una pausa en algún momento y no estamos muy asustados respecto a la volatilidad, pues pensamos que simplemente se trata de inversores tomando beneficios. En los fondos diversificados, por ejemplo, nosotros estamos tomando algunos beneficios y hemos disminuido nuestra exposición a renta variable.

¿Qué riesgo puede venir de Grecia?
Es una situación que sabemos que los griegos no quieren en ningún momento salir de la zona euro, así que el mayor riesgo, en mi opinión, puede ser algo como que la unión europea quiera excluir a Grecia de la Zona euro por razones políticas. No veo esto como el riesgo principal para la zona, pero es una posibilidad por lo que tenemos que ser conscientes de ello. Esto es lo que yo llamaría “no desconocido”, sabemos que esto pasará, no sabemos cuándo, cómo y hasta qué punto, pero tenemos que estar preparado para algún tipo de volatilidad. Pero no espero una volatilidad alta como la que tuvimos en 2011, por ejemplo.

Por la parte del mercado de renta fija ¿cree que se puede hablar de burbuja?
Creo que no podemos hablar exactamente de burbuja, los precios que estamos observando en la zona euro están manipulados por los bancos centrales. No son los actores que participan en el mercado los que fijan los precios para el mercado de renta fija, son los bancos centrales y por supuesto el BCE, que está comprando muchos bonos y sabemos que alrededor del 40% del total de los bonos gubernamentales de la eurozona se negocia a tipos negativos, esto no es debido a los participantes del mercado que compran, compran y compran, si no que se debe a la actividad de compra del BCE y al QE, ya que el programa salió tarde y esto es muy importante y es por lo que vemos precios muy extraños e insanos para el mercado de renta fija.

Tienen en torno a un 27% de la cartera invertida en renta variable. El resto, en renta fija ¿Qué ofrece en este momento?
Los bonos corporativos suelen atesorar una buena parte de valor en el mercado de renta fija pero, si miramos el mercado total de grado de inversión de la eurozona, dos tercios de las emisiones totales tienen una rentabilidad inferior al 1%. Por supuesto, es un retorno mejor que el de los bonos gubernamentales, pero sigue estando muy bajo en términos de rentabilidad a vencimiento. En mi opinión, hay dos segmentos de valor que siguen existiendo en el mercado, el primero son los bonos del sector financiero y en concreto la deuda subordinada que sigue siendo atractiva en nuestra opinión y el segundo segmento donde hay valor, quizá algunos tipos de bonos de alto rendimiento pero tenemos que ser muy selectivos a la hora de seleccionarlos, muy selectivos en el tipo de bonos que se comprando para la cartera. Así que no estamos en una situación donde se puede comprar cualquier bono de alto rendimiento, hay que seleccionar uno a uno los bonos en los que invertimos.

¿Qué piensa de los bancos?
Por supuesto que los bancos siguen siendo inversiones volátiles, pero creo que la prima que se obtiene por esta volatilidad puede ser interesante. Nos gusta en la cartera Banco Santander y Société Genérale por dos razones diferentes. Para Société Genérale porque es un gran jugador en el mercado de derivados de renta variable y el mercado europeo ha estado boyante desde comienzos de año y vemos que es un buen caso para invertir. En cuanto a Banco Santander, después de los acontecimientos desde comienzos de año está bien capitalizado y se puede beneficiar de la recuperación de la economía española. Es más un caso de crecimiento del volumen de crédito para el consumidor y para las compañías.

¿Alguna compañía española más?
Sí, tenemos Telefónica en la cartera de renta variable. En la cartera de renta fija tenemos deuda subordinada de BBVA y también otros bonos emitidos por compañías españolas.

¿Cómo puede afectar la situación de Latinoamérica en Telefónica?
Está trayendo algo de volatilidad al mercado. Esperamos que se produzca algún tipo de reestructuración del mercado europeo de las telecomunicaciones y Telefónica tiene un papel muy importante en esta restructuración. Para nosotros es más un tema de reestructuración en el mercado doméstico que el riesgo que vemos en Sudamérica.

¿Le gusta el sector consumo?
Sí, creo que el sector de consumo es uno de los más beneficiados de la caída de los precios del petróleo ya que el consumidor tiene más dinero para gastar debido a que la gasolina está más barata y puede o gastar más o bien hacerlo en productos más caros. Este es el motivo por lo que tenemos exposición al lujo en Echiquier ARTY, a través de Christian Dior y Kering. También nos gusta el consumo discrecional en general y consumo básico, ya que se está beneficiando también de la bajada del precio del petróleo que permite que la gente tenga más dinero para gastar en bienes de consumo.