Las ventas minoristas ayer en EEUU decepcionaron y a pesar de ello los principales índices en Wall Street volvieron a subir ligeramente y registrar máximos históricos. El apetito por el riesgo continúa creciendo y el VIX de volatilidad bajó a mínimos desde agosto.

Esta semana las divisas pro-cíclicas como el Euro o La libra siguen perdiendo terreno con respecto al dólar después de rozar la semana pasada la frontera psicológica de 1,40 y 1,70 respectivamente. El cruce EURUSD sigue inmerso en pleno retroceso - desde el punto de vista técnico y desde hace semanas las sucesivas divergencias y cierres por debajo de 1,39 expresaban la dificultad del precio en estos niveles - después de anunciar Dragui la semana pasada una casi segura acción monetaria expansiva. Sólo una revisión al alza de las previsiones de inflación evitará una acción en junio, por tanto el movimiento más probable es un recorte de tipos generalizado de 10-15 pb lo que incluye una tasa de depósito negativa. A pesar de lo expuesto y de la corrección en la que está inmerso el cruce con la rebaja de tipos, de telón de fondo seguimos descontando un Euro alcista durante este año. Técnicamente el soporte en la zona de 1,37 es sólido y solo consideramos un retroceso más amplio si la espiral bajista arrastra al precio hasta la zona de 1,3620.

Nos sigue llamando la atención el “cable” donde las expectativas de crecimiento de la economía británica seguirán impulsando la fortaleza de la libra. Atención al seguimiento de esta divisa porque que ambos cruces contra el dólar tienen fuerte correlación y ambas economías una ligazón importante. El BOE acaba de elevar su previsión de PIB para 2015 al 2.9%, desde el 2.7% que estimaba en febrero y afirma que futuros incrementos en los tipos de interés se producirán, muy probablemente, de manera gradual. El precio tal y como llevamos comentando hace meses descontaba ineficiencias o nuevos máximos hacia la zona de 1,80 dólares por libra, siendo este escenario incompatible con tímidos repuntes en activos de riesgo y también con depreciaciones abruptas del Euro.

Esta semana nos llama la atención el “aussie” australiano que esta cobrando bastante fuerza contra la mayoría de los cruces G-10. Cruces como audusd, nzdusd, audchf esta sembrados de patrones “reversal”, y es muy probable que la geopolítica y los datos de EEUU sigan empujando a riesgos alcistas en las materias primas, lo que sin duda impulsaría la demanda de la divisa australiana al ser uno de los principales exportadores y principal socio comercial de China.

Técnicamente nos fijamos en el grafico AUDUSD y el potente patrón de vuelta formado desde el soporte en la zona de 0,8760. La fuerte divergencia del oscilador RSI vs precios, el corte del MACD a la señal y el rebote desde la MM 100 sesiones deberían devolver el cruce a máximos de Oct-13 o cerca de la zona de 0,88 dólares por “aussie”. Los indicadores de forma simultánea están negando un cambio en la tendencia primaria desde una zona de rebote clásica en RSI.

Grafico audusd
AUDUSD


Dada las características de Forex como mercado OTC, es muy importante ejecutar órdenes en Forex con precios reales y directos, de tal forma que la operativa sea anónima como en un verdadero mercado y el broker no sea la contraparte de nuestras órdenes eliminando de esta forma el conflicto de intereses. La posición del broker de Forex deber ser aséptica.