Javier Rivela, Consejero Delegado de Pangaea Onclogy, repasa la salida a bolsa de la compañía a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil y habla de los retos que están por delante.
 
¿Cuáles son los objetivos de la empresa al ingresar en el mercado?
Creo que el MAB nos da unas series de ventajas que para nosotros son fundamentales. Por un lado, el capitalizar bien la empresa para continuar con nuestros objetivos de crecimiento y de expansión. Por otro lado, entramos en un mundo en el que la transparencia es fundamental. El ser una compañía cotizada nos ayuda mucho desde el punto de vista de credibilidad con clientes, con proveedores y demás, y por tanto para nosotros es una oportunidad fantástica el salir al mercado.
 
¿Cuánto dinero han captado con esta operación?
Hemos captado nuevo dinero, alrededor de 3,9 millones de euros. También existe una capitalización de deuda de nuestro inversor de referencia de alrededor de 2,7 millones. Con lo cual al final es una ampliación de capital antes de listing alrededor de los 6,7 millones de euros.

¿Cuáles son los objetivos de estos ingresos? ¿En qué van a invertir estos fondos?
El objetivo de los fondos lo tenemos bastante claro. Por un lado, son fondos que se van a destinar a financiar nuestros programas de I+D, que se dividen en dos áreas fundamentales. Por un lado, el desarrollo de nuevas metodologías de diagnóstico en cáncer y por otro, el desarrollo de fármacos en preclínica con la alianza que tenemos en Cambridge con nuestro socio de referencia de allí.

Según el dossier de Pangaea, en estos momentos se autofinancian  un 65% ustedes mismos. ¿Cómo financian el resto? ¿Cuál es la deuda de la empresa? 
Hasta la fecha alrededor de dos tercios de nuestra estructura total de gasto la hemos financiado con nuestros propios ingresos. Ingresos recurrentes que provienen del área existencial y de servicios con farma. Históricamente nos hemos financiado con Business Angel y nuestro inversor de referencia. Y una vez que hemos realizado la ampliación de capital, ahora tenemos fondos para proseguir en la financiación de los objetivos que tenemos. La estructura de deuda lo bueno es que en la operación una cosa que hemos hecho es estructurar la deuda a largo plazo. Tenemos  una deuda de largo plazo alrededor de unos 6 o 7 millones, con vencimientos que empiezan a partir del 2020 y 2021 y por tanto con suficiente recorrido como para hacer crecer la empresa antes de tener amortizaciones relevantes.

¿Piensan repartir dividendo?
Realmente no. Precisamente las compañías que en general nos incorporamos al MAB tomamos este capital para darle crecimiento al modelo de negocio. Son modelos de negocio que por lo menos necesitamos crecer durante los próximos tres y cinco años, y por lo tanto lo que esperamos es dar retorno a los accionistas mediante plusvalía en la acción pero no tanto el dividendo.

Salen a cotizar con una capitalización de casi 29 millones de euros, ¿cuáles son los objetivos de crecimiento de la empresa?
Realmente, por supuesto esperamos crecer de una manera bastante exponencial en nuestras dos áreas fundamentales de negocio, que por un lado es la división asistencial u oncológica donde gestionamos de manera integral los departamentos de oncología médica de cuatro hospitales en Barcelona. Y, por el otro lado, seguir creciendo dentro de nuestros clientes farma y por supuesto generar nuevos clientes y por tanto dar así crecimiento a la compañía.

¿Quieren abrir más centros en España?
Por supuesto es uno de los objetivos, pero a priori el primer objetivo es que acabamos de abrir tres centros de manera muy reciente. Como saben, a finales del 2015 cerramos los acuerdos para empezar a operar en tres nuevos centros en el 2016. Y lo que queremos es dar primero solidez en esos centros, ponerlos donde tienen que estar, y a partir de ahí pensar en diferentes zonas de crecimiento adicional.

¿Cómo ha quedado el capital de la compañía tras esta salida a bolsa?
Queda un capital más o menos de un 16% de un capital flotante. Aquellos inversores que tienen menos de una participación del 5%.

¿Estarían ustedes, los fundadores, dispuestos a reducir parte de su capital para dar entrada a nuevos socios?
Ya lo hemos hecho en esta ampliación de capital. Sí que es verdad que con esta ampliación de capital y herramientas adicionales de financiación pensamos que es suficiente para llegar a una autosuficiencia desde el punto de vista del modelo de negocio. No obstante, por supuesto los socios fundadores siempre estamos dispuestos a diluirnos si se presenta alguna oportunidad interesante.

¿Se plantean en algún momento pasar al mercado continuo?
Creo que nos queda  un poco lejos todavía. Vamos a empezar primero con este mercado e intentar dotar a la compañía del crecimiento que necesita y luego ya veremos en el futuro si somos una compañía elegible para pasar esa primera liga del mercado continuo.