Sobre el precipicio fiscal de Estados Unidos “creo que finalmente llegarán a un acuerdo porque sino los daños serán muy cuantioso. Hablamos de una economía, la principal del mundo, que entraría en recesión por lo que no pueden permitirse el lujo de hacer un parón tan extremo”, reconoce Rafael Ojeda, director de análisis de Miramar Capital EAFI.

La situación es de posiciones enfrentadas pero si no estuvieran en la posición en la que están, “esto daría juego para muchos meses. Sin embargo, los mecanismos saltan el día 1 de enero por lo que están obligados a dar pasos muy rápidamente. El ejercicio de qué pasaría si no hubiera acuerdo hay que hacerlo y sería muy peligroso para la economía mundial porque aquí no hablamos de incertidumbre sino que saltan mecanismos automáticos, es economía pura”. Al final – prosigue - tenemos que creer en algo. Estados Unidos crece, poco pero crece. Si unimos que Europa no termina de arrancar, que China está haciendo un aterrizaje suave, que las emergentes no terminan de crecer como antes….tenemos varios factores de inestabilidad.

Este viernes comenzada la etapa de compras navideñas los primeros datos hablan de cifras que han sorprendido al mercado. “Muchos analistas creíamos en un Black Friday flojo pero ha sorprendido. Lo único que hay que verlo en un contexto más amplio y saber si el consumidor ha comprado más por los descuentos o han adelantado toda la campaña navideña. Pero desde luego ha sorprendido gratamente a los mercados”.

En Europa, de nuevo acuerdo en torno a Grecia. “Era algo obvio y no nos podemos permitir, estando donde estamos, dejar tirada a Grecia. Es una cuantía importante la que se ha puesto sobre la mesa pero había que liberar ese dinero porque sino el país heleno entraba en bancarrota. Si Grecia hubiera hecho un default, la prima de riesgo se tensaría de una forma espectacular y no estamos para eso”.

España tiene cubiertas sus necesidades de capital para este año y hará algunas subastas más antes de finalizarlo para captar más dinero. Hasta ahora, se esperaba al mes de enero para contar vagamente las necesidades del año y ahora tenemos un cambio de estrategia donde se han dicho no sólo las necesidades sino cuándo se cubrirán. “Creo que es una estrategia para dejar claro que se solicitará el rescate pero no a cualquier precio. Visto que Draghi no puede garantizar la bajada de la prima, España ha dado un paso adelante. Lo bueno es que están empezando a entrar inversores extranjeros”.

España pedirá el rescate porque no nos queda otra. “Nos estamos financiando a tipos elevados – 5.80% a diez años – aunque hemos conseguido que se abarate estamos complicando nuestra situación para años venideros. Ya hemos visto en los Presupuestos Generales del Estado que el peso de la deuda es monstruoso pero el año que viene será peor, con una economía que no crecerá”.

Hay varias casas de análisis y bancos de inversión que han elevado el precio objetivo del petróleo, desde 103 a 115 dólares por barril para el crudo Brent, y lo mismo para el West Texas, para el cual han elevado el precio objetivo en torno a 5-6 dólares más. Israel y Gaza apenas tienen incidencia importante pero hay inestabilidad en el Golfo Pérsico, que si es importante. El foco de incertidumbre es importante porque si el conflicto se enquista, los países árabes tendrán que tomar partido y eso aumentará la tensión. En un momento donde nos encontramos, con crecimientos muy pobres en las economías occidentales, que el precio de las materias primas aumente, es un verdadero problema. Eso también lo vemos en la onza de oro,por encima de los 1700 dólares. Muchos lo ven por encima de los 2.000 dólares e incluso, los más agoreros, por encima de los 3.000 dólares.