Desde CMC Markets, aseguran que en esta sesión el euro-dólar “ha vuelto a testar los máximos de los últimos días impulsado por el éxito de la colocación de bonos de España y Grecia, llegando a romper la resistencia en la zona de 1,30 hasta hacer un máximo en el nivel de 1,3030 unidades.
¿Qué ha motivado este comportamiento en el euro-dólar? Enrique Martí, director de CMC Markets España, explica que “las razones pasan por las incertidumbres en la zona euro así como por las batallas que mantiene el gobierno húngaro y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que amenaza con contar las ayudas financieras ante la falta de control presupuestario”.Un escenario que, como asegura esta experto, “empujó a la moneda hasta 1,2870 unidades. No obstante, “en velas diarias seguimos viendo el nivel objetivo el nivel de 1,3132 unidades”.

Respecto a la libra esterlina-dólar, Martí explica que “la libra cayó algo más al tocar un mínimo en 1,5155 antes de rebotar”. El motivo pasa por el castigo que realizó el mercado a la cifra de endeudamiento del sector público británico pues se esperaba que fuera del 13,2 millones de libras mientras que el dato rondó los 14 millones de libras”. “Para hacer Trading en este par hay que ver que se consolida por encima de 1,53 para esperar nuevas subidas en los niveles de 1,5520 y posteriormente en 1,56”.

Con respecto al euro-libra esterlina, desde CMC Markets afirman que ya en la pasada sesión “se vio la incapacidad por parte del euro de sobrepasar el nivel de los 0,8540 y volver a rebotar en el nivel de los 0,8410”. “Cualquier movimiento por debajo de este nivel, sería los 0,8330”, señala.

Para finalizar, Martí analiza el par dólar-yen. Y en este contexto, “el área de soporte siguen siendo los 87,00 que, de sobrepasar, empujaría a este par a los 0,8478 unidades”. En la cotización de este par, pesa “el nerviosismo a cerca de posibles intervenciones del Banco de Japón ante la posibilidad de apreciar el yen dado que está afectando mucho a las exportaciones japonesas y a la falta de competitividad de las mismas”. “Pero cualquier posible movimiento al alza del dólar sobre el yen esta limitado mientra subsistan las preocupaciones de estímulo fiscal”, finaliza