¿Dónde estarán las oportunidades, en el terreno de los fondos de inversión, para 2011?

La situación en Europa no es nada halagueña. “Y la palabra consenso es la calve”, reconoce Bruno Aguilar, responsable de Edmond de Rotshchild AM en España. Este experto reconoce que “los jefes de Estado se tienen que poner de acuerdo y tomar unas medidas consensuadas de manera que el euro sea algo irreversible”. El mismo presidente del BCE, Jean Claude Trichet comentaba hace unos días que “los mercados tienen que estar completamente seguros de que se hará todo lo posible para que la Unión Europea siga siendo un bloque en todos los sentidos y que no habrá rupturas”.

Sin embargo, en Estados Unidos la situación es diferente. “Allí son bastante más prácticos y no tienen que ponerse de acuerdo con tanta gente”. En ese sentido, desde Edmond de Rotshchild AM reconocen varios factores “que nos hacen ser positivos: el tema del consumo, que está creciendo y es un factor báciso para la economía estadounidense y, por otra parte, la inflación que aunque podría preocupar algo no lo veo como un inconveniente”. En este sentido, son optimistas con la evolución de la economía estadounidense “y que empezaríamos a sobreponderar con respecto a 2010”.

En cuanto a los activos para tener en cuenta en 2011 “somos muy optimistas con la renta variable por una serie de factores: el tema de los dividendos, hay compañías que están pagando dividendos superiores a los bonos del estado. Además hay compañías que han hecho los deberes y que están en una posición de generación de free cash flow que les hace potencialmente compradores de compañías”.

Regionalmente, son optimistas en el mercado norteamericano mientras que ne Europa “vemos un potencial mercado de fusiones y adquisiciones”. Además ven positivas aquellas compañías que tienen una parte importante de su generación de beneficios en países emergentes “pues de allí vendrá el verdadero crecimiento. Eso sí, cuidado con las valoraciones pues hay ciertos mercados que presentan valoraciones altas”.

En cuanto a la evolución de la industria de fondos en nuestro país, Aguilar reconoce que “se presenta un panorama único en los próximos años con perspectivas muy positivas”: Bajo su punta de vista, la gestión doméstica irá a menos. Además destaca que “seguirá la reestruturación del sistema financiero, con posibilidades de ver alguna reestructuración bancaria en el futuro, y creo que habrá entidades domésticas que decidirán no gestionar en el futuro y dedicarse a comercializar y distribuir, que es donde son fuertes”. En ese sentido, “las gestoras extranjeras tenemos mucho que ganar”.