Fernando Luque, senior financial editor de Morningstar, habla sobre la situación de los mercados a nivel global y se centra en los sector más comentados en estos momentos.
 
En Estados Unidos seguimos con niveles de máximos históricos. ¿Le parecen estos niveles?

Es difícil saberlo porque el problema que tiene el inversor es que si miramos cualquier segmento del mercado y me refiero a países o regiones e incluso a nivel de segmentos por estilo de inversión si miramos compañías value, growth, de gran tamaño o de pequeño tamaño el problema no hay grandes segmentos con una gran infravaloración. Es decir, que uno pueda decir que hay una oportunidad interesante para invertir. Prácticamente todos los segmentos del mercado, quizá el tema de sectores da un poco más de juego a nivel de diferencias de valoración, pero prácticamente todos los sectores están incluso ligeramente sobrevalorados. No tanto en Europa como en Estados Unidos. Eso es un problema para el pequeño inversor. No solo la renta variable no está barata, sino que tampoco la renta fija ofrece grandes oportunidades. Entonces, creo que en un ambiente así donde tanto la renta variable como la renta fija no ofrecen grandes oportunidades ahí tener gran parte del dinero en liquidez sí que puede tener un valor adicional. Sé que los fondos monetarios prácticamente no dan rentabilidad e incluso muchos de ellos están ofreciendo rentabilidades negativas. Pero en un entorno en el que es difícil encontrar segmentos infravalorados es mejor esperar y ver. Ser pacientes y esperar a ver oportunidades que se presentarán seguramente.

Con la llegada de Donald Trump y su apuesta por las energías convencionales. ¿Es partidario de fondos ligados a la energía o el petróleo?

No, el sector petrolero en Estados Unidos por ejemplo nos sale que está con una sobrevaloración de más del 5%. En Europa quizás esté un poco más barato como para decir que es el momento de comprar un fondo sectorial del sector petrolero. Creemos que hay otros sectores más interesantes que el petrolero.

¿Ve interés en algunos fondos ligados a la construcción que se puedan beneficiar del plan de infraestructuras de EEUU?

No, yo creo que ya se han aprovechado. De hecho, lo que estamos viendo es que nuestros precios objetivos, especialmente en el sector de materiales básicos, indican a una sobrevaloración en este caso muy alta. Tenemos en el ratio que compara la cotización con nuestro precio objetivo que alcanza prácticamente el 20% de sobrevaloración. Con lo cual ahí tampoco estamos recomendando este sector. El industrial es un poco más barato que el de materiales básicos, pero tampoco ofrece grandes oportunidades a nivel sectorial.

La vuelta de la inflación mueve al alza la rentabilidad de los bonos. ¿Le parece pronto o no para apostar por fondos de renta fija?

Siempre recomiendo tener fondos de renta fija en cartera pero para proteger la otra parte de la cartera. Sabemos que si hay grandes sustos en los mercados bursátiles gran parte de ese dinero se refugia en renta fija. Pero oportunidades por decirlo así, no. Además, si vemos repuntar los niveles de inflación estos no son precisamente malos para los fondos de renta fija. Creo que van a sufrir este año pero aquí el tema sobre todo es proteger las carteras. Entonces, en un entorno muy complicado uno pierde más con un fondo de renta variable que con un fondo de renta fija. En entornos complicados la historia nos demuestra que los fondos de renta fija resisten mucho mejor. Además se aprovechan de las caídas que pueden tener las bolsas a nivel mundial.

¿Apuesta por fondos de renta variable europea o es mejor esperar al segundo semestre del año a que se despejen las incertidumbres políticas?

Es difícil porque si esperamos nunca vamos a entrar en el mercado. Siempre hay eventos puntuales que nos podrán asustar o que podrán asustar al inversor para entrar en el mercado. Para Europa las valoraciones son un poco más atractivas que en Estados Unidos pero como decía al principio pero no está barata. Nos gusta más Europa que Estados Unidos y diría incluso que nos gustan más los mercados emergentes que Europa. Entonces para un inversor agresivo quizás los mercados emergentes presenten más oportunidades que Europa.

¿Y que se centren en el sector bancario después de lo castigado que ha estado los últimos años?

Lo que estamos viendo es si analizamos las carteras de los mejores stock pickers europeos sí que durante el último cuarto del 2016 han cargado mucho las carteras con financieras. Por ejemplo a finales de septiembre tenían aproximadamente un 12% en financieras y ese porcentaje ha subido hasta el 15%. Hay muchas compañías financieras entre sus mejores apuestas. Compañías como BNP Paribas, ING Group o incluso AXA. Para nosotros el sector financiero europeo está ligeramente sobrevalorado, pero es un sector a tener en cuenta, aunque nos gusta más sector de telecomunicaciones a nivel europeo. Ahí sí que vemos a nivel de sectores oportunidades más interesantes que en el sector financiero o en el petrolero que comentábamos hace poco.