José Manzanares, director de Productosymercados.com, comenta que en EE.UU. “finalmente se subirá el techo de la deuda y no pasará más”.

 


José Manzanares, director de Productosymercados.com, comenta con respecto al techo de deuda de EE.UU., que “esto ha pasado ya 40 veces y, si esta vez no se ponen de acuerdo republicanos y demócratas para solucionarlo, S&P rebajará la calidad de su deuda y ya tenemos demasiados bonos basura en el mercado para que la deuda americana se una”. Por ello, cree que “finalmente se subirá el techo de la deuda y no pasará más”.

En las últimas semanas la renta variable ha subido mucho, “pero no es momento para entrar; Creo que estas subidas son debidas al ‘maquillaje’ del final de trimestre, también con algún dato macro bueno, pero poco más”.
“La clave sube siendo el cruce euro-dólar –dice el experto- y, mientras siga habiendo problemas de deuda periférica no vamos a ver al mercado subiendo”.

Con respecto a los tests de stress de la banca europea comenta que “en España ya hemos visto una lista de los posibles suspensos y se trata de cajas, sólo algún banco pero, como estas pruebas se hacen para fortalecer la confianza en el mercado, no saldrán negativas”. De hecho, dice que “están castigando mucho al sector financiero y, si siguen así, sería una muy buena oportunidad de compra al muy corto plazo porque al final los resultados de los grandes bancos van a ser buenos respecto a los stress tests”.

 El experto no descarta un posible escenario de contagio de la crisis de deuda a Italia o España pues, “el Spreads del bono español con el alemán ya supera los 300 puntos básicos y al final creo que tendremos que hacer una gran intervención, retirar deuda en circulación, eliminar los CDS… pues simplemente es especulación y se está machacando a un país por ganar dinero”.

“Los emergentes es un mercado en el que hay que estar pero en el corto plazo, mientras la Fed no toque tipos de interés es complicado que estos países lo hagan bien. Al final lo que está habiendo es un fuerte carry trade que genera una fuerte apreciación de las materias primas y obliga a los gobiernos emergentes a subir tipos, por lo que no es momento de entrar hasta que la Fed toque tipos y el dólar se aprecie”.

Ante el turbulento verano que se avecina, “habrá que tomar más medidas políticas para demostrar al mercado que hay fortaleza y los especuladores no van a poder con ello”.

Además, “nos espera una campaña de resultados bastante más floja que otros trimestres en EE.UU., por lo que no le vemos mucho recorrido al mercado este verano y preferimos, por ello, más sectores defensivos que cíclicos”.