En su discurso de comienzos de la semana, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, “fue muy claro: para mantener el crecimiento en EEUU y reducir el desempleo cree necesario que haya más inyección de liquidez al mercado pues, sin ésta, el crecimiento no llegará a las tasas que se están esperando y la recuperación no será tan importante como se preveía”, dice Luis Sánchez de Lamadrid, director general de Pictet WM en España

El mercado de renta variable está buscando liquidez y, en este sentido, “la mejor noticia fue evitar el riesgo sistémico en el sector financiero con las inyecciones de liquidez LTRO por parte del BCE. Esto ha dado un soporte al mercado de renta variable y ha ayudado a que algunas economías europeas vean brotes verdes. No obstante, muchos países de la Unión Europea van unos años por detrás de EEUU”.

Los últimos datos de China preocupan, no obstante, “el aterrizaje de esta economía será suave, creciendo a niveles entre 7-8% en los próximos años. Para que esto se cumpla, tendrá que haber cambios estructurales en el país y que la demanda interna siga tirando”.

El petróleo está en máximos y “es importante, que esté a unos niveles más cercanos a 100 dólares para que continúe la recuperación internacional. Irán no creemos que pueda cortar el Estrecho de Ormuz, pero está generando especulación y subidas del petróleo”

Y, si bien es cierto que “la mayor parte de los mercados está mejor que el año pasado. Hemos visto un rally de prácticamente todos los activos, pero esperamos mayor volatilidad”.


La parte estructural de la cartera de inversión recomendada por Pictet WM teniendo en cuenta esta situación pasa por “dividirla entre renta variable defensiva (30%), liquidez (10%) y especialmente renta fija corporativa así como soberana, en bonos americanos a 10 años”. En la parte más táctica entre los distintos mercados,” apuestan un 5% por EEUU, porque creemos que el mercado americano va a seguir subiendo, algo de Europa y otro 5% en China”. A los inversores europeos les recomienda “evitar riesgos adicionales teniendo sólo una parteen dólares”…

A los inversores europeos les recomienda “evitar riesgos adicionales teniendo sólo una parte en dólares”.

En el mercado de materias primas, creen que “el oro podría estar cercano a los 3.000 dólares la onza en 3 años”.