Joël le Saux, gestor de Japan Oyster Opportunitties, explica el atractivo que hay en estos momentos de invertir en la renta variable japonesa.
Recientemente el Nikkei ha alanzado los 20.000 puntos pero algunos expertos piensan que podría llegar a los 22.000 puntos en el medio plazo debido a las políticas del Banco Central de Japón ¿Cree que esto es posible?

Esto es bastante posible, pero no me gustaría enfatizar la política del Banco de Japón. En vez de eso, esto es posible porque el crecimiento de los beneficios de las compañías japonesas es sostenible. Los beneficios crecieron un 7% el pasado año fiscal, que acabó en marzo, las compañías japonesas esperan un crecimiento de los beneficios para este año del 10%. Creemos que es el mejor momentum para los beneficios entre los países desarrollados.

¿Cuánto espera que el mercado mantendrá la tendencia actual?

No hay realmente una razón para la caída de los mercados. Los beneficios son sólidos, el QE del Banco de Japón está aquí para quedarse, el nivel de yen apoya a los exportadores japoneses y las valoraciones no son exageradas.

El rally de la renta variable japonesa es el más atractivo en el mundo entero en los últimos meses. ¿Cuáles son las razones por las que deberíamos seguir invirtiendo en Japón después de esta tremenda subida?

Japón ha experimentado un mercado bajista durante 15 años lastrado por un periodo de deflación estructural, pero actualmente está fuera de la deflación, el mercado laboral es fuerte, con una tasa de desempleo de tan solo el 3,5%, los beneficios corporativos son sólidos y las valoraciones están baratas. El mercado japonés se está vendiendo con descuento respecto al estadounidense o al europeo.

¿Por qué deberíamos invertir en Japón en vez de Europa y Estados Unidos?

Esta es la clave, el año pasado el momentum de los beneficios fue mejor en Europa y en EEUU, pero esto año el consenso está revisando al alza las expectativas de beneficios casi un 5%, cuando se han recortado casi un 2% para EEUU. Además con este momentum de los beneficios, las acciones japonesas están cotizando con un descuento del 10% en términos de PE en relación con el índice S&P, con la renta variable americana, o del 5%, respecto a las acciones europeas.

El 42% de los inversores sobreponderan Japón como un país saludable para invertir. Las valoraciones se ven positivas hasta ahora. Por otro lado, esto podría causar algunos riesgos como vimos en otros momentos del pasado. ¿Cree que este movimiento podría causar una burbuja peligrosa en el futuro?

El mercado japonés no tiene una burbuja. Obviamente se está beneficiando de los bajos tipos a nivel global y esto también ha beneficiado a la renta variable de EEUU y la europea. En este sentido, el mercado japonés no es tan diferente. El punto clave es realmente que los beneficios de las compañías japonesas está siendo impulsados por el crecimiento de las ventas. Se espera que el crecimiento de las ventas de las compañías aumente un 3% y este es el factor más importante para este mercado.

¿En qué tipo de compañías invierten en el mercado japonés?

En nuestro fondo somos agnósticos en considerarnos inversores de valor o crecimiento. Nosotros tenemos un sesgo hacia las compañías de mediana capitalización. Nos gustan las compañías medianas porque normalmente ellas pueden mostrar crecimientos más altos que los de las grandes compañías. Cotizan con descuento en términos de múltiplos de los beneficios por acción. Hay una menor cobertura por parte de la comunidad inversora, son objeto de menos operaciones.

¿Podría decirme algunos nombres?

Estamos invertidos desde hace unos meses en REIT (Real Estate Investment Trust) especializado en hoteles. Mucha gente no lo sabe, pero se está produciendo un boom de turistas en Japón. El número de turistas que está llegando a Japón este año es más de un 40% superior al del año pasado. El año pasado fue ya del 33%. El motivo es que los chinos van de compras a Japón, a Tokio, en vez de hacerlo en Hong Kong gracias a la debilidad del yen. Ellos visitan Japón para ir de compras y esto es un viento a favor para el REIT que tenemos en cartera.

Otro aspecto importante que es muy interesante para las compañías japonesas son los dividendos para los accionistas. ¿Invierten centrándose en la rentabilidad por dividendo?

No. Nosotros consideramos la rentabilidad del flujo de caja libre en las compañías que tenemos en cartera. Los dividendos en el mercado japonés están alrededor de entre 1.6% en este momento pero hay que tener en cuenta que en este momento las compañías japonesas están comenzando a recomprar sus acciones que eran casi inexistentes de la crisis financiera global. Y se puede conseguir más de un 1% de crecimiento del beneficio por acción frente a la rentabilidad por dividendo del 1,6% que comentaba antes.

¿Cuál es su línea a seguir para seleccionar estas compañías?

Nos centramos especialmente en la rentabilidad del flujo libre de caja. También miramos el precio en libros, el ROE de estas compañías. Pero el mercado japonés es un mercado menos Value que antes, desde lo que ha pasado en los últimos tres años, el mercado japonés ya no es mercado value y hay que buscar compañías con crecimiento de su negocio.

¿A qué tipo de inversores les interesa su fondo?

La mayoría de los inversores podrían invertir en renta variable japonesa: inversores profesionales, institucionales como las aseguradoras, bancas privadas y fondos de pensiones.

¿Cuál es la rentabilidad que espera para este año en su fondo?

Hemos ganado más de un 20% en yenes japoneses este año, creemos que el buen arranque de año se puede mantener entre un 5 y 10% de crecimiento para el resto del año, sin estar en un momento de burbuja. Nosotros siempre tememos el hecho de que las compañías que tenemos en cartera estén sobrevaloradas o no. Nosotros siempre queremos añadir potencial alcista al valor relativo de las compañías que tenemos.