José Manzanares, director de Productosymercados.com, considera que “el mercado americano ha roto el rango lateral que tenía desde finales de mayo debido a la bajada de tipos en Japón, la compra de bonos griegos por China, y la compra de bonos por bancos japoneses”. Ahora, el experto cree que “seguirá subiendo con cautela porque detrás está la guerra de divisas, el problema con los bonos europeos “.
En cuanto a la temporada de presentación de cuentas empresariales en EE.UU. que comienza hoy, Manzanares comenta que “se espera un aumento de beneficios de un 23% respecto al mismo trimestre del año anterior, aunque una desaceleración con respecto a las anteriores campañas de este año, por lo que responderán a las expectativas o estarán un poco por debajo de ellas”. En cuanto al sector financiero dice que “si da sorpresas en esta campaña, romperá niveles, pues es el único que no ha acompañado a la subida de las bolsas”.

La encuesta ADP de empleo en el sector privado mostró una caída de 30.000 puestos en septiembre, una cifra que Manzanares dice “no tiene correlación con los datos de desempleo de EE.UU. que se publicarán el viernes, se desvía en 80.000 personas”. “Lo cierto es que la economía americana está muy débil, no es capaz de crear empleo y creo que el dato del viernes será peor de lo que espera el mercado, al fin y al cabo, la guerra de divisas viene propiciada por el débil mercado laboral”, opina.

La caída de los TIPs (bonos que protegen frente a la inflación) “está descontando un escenario deflacionista en EE.UU. y ya lo ha dicho la Fed, que adviertió que el problema ya no está en el crecimiento, si no en los precios. Las medidas de inyección por compra de bonos, harán que baje la rentabilidad de los activos de renta fija aumentando el poder adquisitivo de los ciudadanos”. Sin embargo, opina que “estas medidas son ‘pan para hoy y hambre para mañana’ pues, gastarse un trillón dólares en bonos haría bajar los tipos de interés 25 puntos básicos e impulsaría el crecimiento un 0,30%”.

En cuanto al mercado de divisas, Manzanares dice que “hay una guerra de divisas porque todas las grandes economías tienen un potente mercado exterior, pero una débil demanda interna, por lo que el modelo de salida de la recesión pasa por el debilitamiento de la moneda, pero no se puede debilitar todas a la vez, hay que tomar medidas concertadas entre los Bancos Centrales”. El director de Productosymercados.com dice que “hasta ahora en Europa no se ha dicho nada porque el euro haya llegado a 1,39 dólares, pero cuando llegue a 1,40 se comenzarán a oír voces en el Viejo Continente”. A esto hay que unirle que “las potencias emergentes como Brasil han declarado que intervendrán el mercado comprando dólares para evitar la apreciación de sus divisas, por lo que la fiesta está montada”.

El oro vuelve a superar sus niveles históricos al llegar a los 1.347 dólares/onza, pero el experto recuerda que “se está moviendo por el riesgo del mercado y deflacionista, no está justificado por fundamentales, podría seguir subiendo mientras se mantenga este escenario, pero el día que la Fed deje de comprar bonos y suba los tipos, la caída del oro puede ser espectacular”.

Recomendación
Aprovechando al ruptura de niveles del mercado americano, aboga por “ampliar la exposición a renta variable en el sector de consumo discrecional, con ETFs en compañías como Colgate, Procter & Gamble o McDonald’s”. Además, “si los resultados son buenos, la clave estaría en tomar posiciones también en los sectores de recursos básicos, el energético y el financiero”.