- El MARF es noticia porque hace unas semanas conocimos que las compañías españolas podrán disponer de un aval del ICO de hasta el 70% del importe emitido en pagarés en este mercado de BME. ¿Qué empresas podrán beneficiarse de estas ayudas públicas?

El pasado 21 de abril 15/2020 por el que se extendía los abales públicos covid-19 a los pagarés cotizados en el MARF. El día 5 de mayo, el Consejo de Ministros aprobó un acuerdo en el que se detalla las características concretas del tercer tramo de préstamos a empresas y autónomos, pagarés cotizados en el MARF y los reavales concedidos por CERSA. En lo que se refiere a los avales del MARF, el Consejo de Ministros aprobó una línea de 4.000 millones de euros en avales y estableció las características que las compañías tendrían que cumplir, entre las que están ser una empresa no financiera con domicilio social en España, tener un programa de pagarés inscrito en el mercado a fecha 23 de abril, no ser una compañía en crisis con forme a la descripción que da el reglamento 651/2014 de la UE, ni haber estado en concurso a 17 de marzo. En lo que se refiere a los avales que se concederán, las compañías que quieran incluir estos avales en su programa de pagarés tendrán que solicitarlo. El plazo va desde el 5 de mayo hasta el 30 de septiembre. Se podrá cubrir hasta un máximo del 70% del importe de la emisión y los precios de los avales oscilarán entre los 30 puntos básicos, para aquellas emisiones cuyo plazo sea inferior a 12 meses y 60 puntos básicos para las que lleguen hasta 2 años.

- ¿Por qué cree que el Ministerio de Economía ha elegido al MARF para instrumentalizar su plan de ayuda a las empresas?

En 2013 como resultado de la anterior crisis en un esfuerzo por dotar a las empresas de mecanismos de financiación que le permitiesen diversificarse, obtener financiación de nuevos proveedores y tener unos balances más resistentes. En estos seis años y medio de recorrido, un total de 80 compañías han accedido al mercado, seis de ellas portuguesas. El año pasado tuvimos un volumen total emitido de 10.000 millones y un saldo vivo de 5.200 millones. En ambos casos, los porcentajes de crecimiento respecto a 2018 fueron de doble dígito. MARF forma parte ya del ecosistema financiero de las empresas y como tal muestra el cambio fundamental que se ha producido en las fórmulas de financiación de las compañías, accediendo cada vez más a los mercados de capitales. Por eso, entendemos que el gobierno ha decidido dotar al MARF de los avales y utilizarlo como una herramienta más para proveer liquidez a las compañías.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

- ¿Cuál será la función de BME en este nuevo esquema de apoyo a las empresas?

La nueva línea de avales que se ha establecido prevé que se gestionará en colaboración con el ICO y BME. Colaboraremos con el ICO en la ejecución, informarle en la utilización de la línea de avales, reportar todos los procesos de admisión a cotización y exclusión de los avales y, en general, aportar nuestra experiencia de mercado para el correcto funcionamiento de la línea de avales.

- ¿Qué papel desempeña el MARF en el circuito de financiación del tejido empresarial español?

Creemos que es un papel muy relevante. Tuvo un protagonismo en la anterior crisis, ha tenido también un protagonismo, por tanto en el periodo entre crisis, y lo está teniendo ahora en esta crisis covid-19. De ahora en adelante va a continuar su actividad. Se están anunciando planes muy importantes por parte de los bancos centrales de provisión de liquidez. Esperamos medidas de expansión cuantitativa. No se prevén crecimientos o tensiones inflacionistas y, por tanto, estos son grandes ingredientes para que la renta fija vuelva a vivir un ciclo económico positivo y veamos cómo el mercado continúa desarrollándose una vez que pasemos la crisis por el coronavirus.