El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, aseguró ayer que no habrá recuperación económica sostenible hasta que los gobiernos tomen las riendas e implementen reformas estructurales. Mientras que el Fondo Monetario Internacional, revisó esta semana a la baja el crecimiento económico mundial.

Muchos inversores empiezan a temer que el país con la mayor economía del mundo, Estados Unidos, pueda verse perjudicado por el estancamiento de Europa y otras grandes economías como China, Japón y Brasil, que están reconociendo ciertas dificultades que podrían acabar lastrando a la economía global.

Ayer, se publicaron unos débiles datos en las exportaciones de Alemania, cayeron un 5,8%, la mayor caída de los últimos cinco años. Durante la semana también se han publicado unos pésimos datos en su producción industrial, en la cifra interanual se ha situado en -2.8%, mientras que los pedidos a fábrica de la mayor economía de la zona euro, cayeron el pasado lunes hasta el -5.7%.

La caída de las exportaciones de Alemania publicadas ayer, provocaron una nueva oleada de ventas en las bolsas mundiales y fuertes bajadas en el precio del crudo. Las preocupaciones por el crecimiento global, auguran una bajada del consumo de petróleo a nivel mundial y están provocando fuertes caídas en el precio del crudo.

Los precios del barril de petróleo de referencia europea tipo Brent, se situaron ayer en su nivel más bajo desde diciembre 2010 después de perder un 1,94%. Mientras que el precio del barril de petróleo de referencia en EE.UU. West Texas Intermediate, se situaba en los 83.59 dólares tras perder un 2,5%.

En el gráfico semanal del crudo WTI pueden observar cómo las fuertes caídas de ayer provocaron la ruptura de su primer soporte, situado en torno a los 85 dólares. Técnicamente, la perforación de este nivel de soporte deja un objetivo de precios hasta la zona de los 81 dólares por barril.

Crudo



David Pina
Analista Colaborador de ActivTrades