Antonio Giralt Serra, presidente del MAB, comenta que “las empresas tienen cuatro razones para acudir al Mercado Alternativo Bursátil: obtener financiación a través de recursos propios, ganar valoración, visibilidad frente a los clientes y proveedores financieros y liquidez”.
El MAB es un mercado autor regulado con dos características principales: abierto para dar mayor cabida a más empresas y flexible en los trámites y costes para estar más acorde con la compañía de pequeña y mediana capitalización”. Eso sí, todo ello “respetando 3 principios básicos: la transparencia, la protección de los accionistas minoritarios y la liquidez”.

El presidente del MAB resalta que “ya hay un paquete de ayudas para las compañías que se materializa en la financiación del proceso de incorporación con un préstamo de hasta 1 millón de euros a 2 años con tipo de interés 0 que facilita el Ministerio de Industria a través de la Delegación General de PYMES e ENISA”. Además, “algunas comunidades autónomas también subvencionan los gastos de salida”.

Los accionistas también cuentan con “desgravaciones en la declaración de la renta en los tramos autonómicos de Madrid y Cataluña”. Si bien, desde el propio MAB también demandan “incentivos fiscales a nivel estatal además de los comunitarios”.

El presidente del MAB destaca que “las compañías que cotizan están valorando muy positivamente este mercado, sobre todo lo relacionado con la obtención de financiación, ya que las 10 compañías han obtenido más de 60 millones de euros, así como las ventajas derivadas de la mayor visibilidad”.
Por su parte, “a los inversores se les están abriendo alternativas de inversión distintas a la bolsa tradicional y provenientes de sectores diferentes”.

Si hablamos de números, “el capital captado por las empresas del MAB asciende a 60 millones de euros entre las 10 compañías, este capital ha sido aportado por unos 3.300 accionistas y, a precio de salida, las compañías tenían un valor de 300 millones de euros, lo que quiere decir que han puesto en el mercado un 20% de free float”.

“Dada la coyuntura del mercado – comenta Giralt- que el MAB ya cuente con 10 empresas es un buen dato, cumple las expectativas, así como la financiación que están obteniendo las compañías”.

Además, el experto comenta que “el ritmo de incorporaciones está tomando cierta velocidad y regularidad, por lo que somos optimistas de cara al año que viene y, si la coyuntura mejora, la velocidad aumentará”.