La situación macro hace preveer una situación en las bolsas bastante complicada e inestable en las próximas semanas. 

 
Habrá subida de tipos en Julio y será la segunda subida en lo que llevamos de año, señala Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter. Es también muy importante haber extendido la barra de liquidez y es que son las dos herramientas con las que el BCE cuenta. Es una medida que favorece sobre todo a Alemania. Creemos que a final de año el nivel de los tipos se quedará a final de año en el 1,75%.
 
Hay algo que debemos tener en cuenta y es que el 31 de octubre el señor Trichet se retira, hasta entonces va a seguir apoyando una línea dura. El señor Draghi a pesar de que viene del sur de Europa va a tener que demostrar que es un tipo duro con la inflación, señala Forcada, en línea con lo que opina Alemania.
 
 Jornada importante ayer en EEUU con la presentación del libro beige. Han sido unos resultados bastante monótonos y han aportado nada sustancial. Lo más seguro es que retrasen la subida de tipos hasta que la creación de empleo sea de manera generosa. Es probable que no suban los tipos hasta finales de este año o incluso principios del que viene.
 
 En teoría los índices americanos han quedado bien, pero en la práctica siguen muy tocados. Por un lado tenemos todo el problema europeo, centrado en Grecia y en el dinero que se le vaya a prestar mientras que por otro lado tenemos también un problema de gasto americano. Mientras no se solucione el problema del techo de gasto la economía americana, el gobierno americano podría entrar en suspensión de pagos a principios de agosto.  
 
 En cuanto a la reunión en Viena sobre el futuro de la producción, Forcada señala el hecho de que es la primera vez que Arabia no ha conseguido imponer sus tesis en 20 años, pero eso es una verdad a medias y es que Arabia Saudí es reflejo de lo que EEUU le indica por lo que con la intervención en Libia, las distancias políticas en el seno de la OPEP son evidentes.
 
Al final lo lógico será que acaben subiendo cuotas y aparten sus diferencias políticas.
  
En cuanto a la OPV de Atento el experto señala que hay que ver el precio definitivo que parece que finalmente se va a colocar sobre los 17 euros. La valoración se queda en un multiplicador de EBITDA como 11 veces y algo y un PER de 7 veces.
 
Es muy positivo para Telefónica. Pero desde el lado del futuro inversor de Atento creemos que está muy en precio.